Camino al diaconado permanente: Eucaristía de Admisión y entrega de Ministerios en la Catedral de Concepción

Este sábado 16 de octubre a las 10:00 horas, en la Catedral de Concepción, se celebró la Solemne Eucaristía en la que se realizó el rito de admisión a los aspirantes a formar parte del diaconado y la entrega de los Ministerios del lectorado y acolitado a diáconos de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

 
Sábado 16 de Octubre de 2021
Ver Galería
En compañía de sus seres queridos y de algunos Sacerdotes, aquellos que fueron admitidos o recibieron sus nuevos ministerios, participaron con júbilo de la Santa Misa presidida por el Arzobispo Mons. Fernando Chomali, quien comenzó su homilía agradeciendo la labor de quienes acompañan el camino de los diáconos, en especial a sus esposas:

«Hubiese sido imposible que sus maridos estuviesen aquí si ustedes no hubiesen dado ejemplo de fe, si no hubiesen sido las pastoras de sus maridos, quienes a través de este ministerio buscan la santidad. Quisiera felicitarlas, ustedes son ejemplos de mujeres, que esperemos podamos involucrarlas de manera más activa en el ministerio de sus esposos.»

Posteriormente, el Arzobispo de Concepción puso énfasis en la importancia de la formación en el contexto actual: «Es un mundo complejo, marcado por la violencia, la corrupción y el pesimismo. En este contexto, es providencial que hayan hombres que le hayan dedicado su tiempo a la formación para poder hablar de Dios, que es lo que más necesitamos en esta sociedad».

«Hay una manera infalible de hablar de Dios, que es con el testimonio cristiano, la palabra pública debe convertirse en obra. El pueblo de Dios espera servidores, hombres capaces de servir con alegría, personas que renuncien a sus deseos personales por un bien superior. Ustedes son un tesoro para la Iglesia, un testimonio vivo de que Dios actúa en medio de nosotros», agregó.

Finalmente, Mons. Fernando Chomali agradeció a la comunidad que ora por los distintos ministerios, a la Escuela del Diaconado y a quienes brindan su apoyo en este camino al diaconado permanente de nuestra Arquidiócesis de Concepción.

En este contexto, el padre Marcelo Bustos, director de la Escuela del Diaconado, expresó que «es muy importante que hoy puedan recibir estos ministerios, porque los prepara para su diaconado. La Arquidiócesis de Concepción es depositaria de una herencia muy importante en el diaconado permanente y podemos darnos cuenta, por la gran cantidad de personas, que esta tradición diaconal se mantiene.»

Tras la Eucaristía, Lorenzo Méndez Jara, quien terminó sus estudios el año 2016, pero que a raíz de distintas dificultades no había logrado ser admitido en el orden, expresó que «Estoy muy feliz de dar este paso. Estoy muy agradecido de la misión que Dios me ha entregado y debo transmitir su amor a quienes lo necesitan y quieren una vida mejor».

En esta misma línea, Daniel Carrillo, quien recibió la admisión como aspirante a diácono, comentó que «es una alegría seguir este camino de servicio que el Señor me ha presentado, debo responder a esta fidelidad que Él ha tenido conmigo. Toda mi familia ha sido fiel al Señor desde pequeños. Tengo un hermano diacono y toda mi familia participa de esta Iglesia universal en la que nos hemos insertado».

Por su parte, Claudio Torres, instituido lector, indicó que «recibir este ministerio es motivo de alegría, poder recibir la palabra de Dios, para proclamarla en estos tiempos difíciles y se vea reflejada en nuestras acciones. Tenemos que ser valientes y pedir el auxilio del Espíritu Santo cuando nos sintamos cansados o agobiados».

Sergio Muñoz Garrido, quien recibió el misterio del acolitado, agregó que «es una maravilla poder servir de esta manera a los trabajos de la Iglesia. Yo estoy consciente que esto es difícil, porque el mundo ya no está creyendo y muchas cosas no se están haciendo bien, pero debemos pedirle fuerza al Señor para mantenernos en su camino».

En este mismo contexto, Flor Magaly Rivas, esposa de Sergio Muñoz, agradeció las palabras de Monseñor Fernando Chomali y añadió que «para nosotras es una gran responsabilidad, pero tenemos que siempre acompañar a nuestros maridos en sus caminos y ser sus compañeras con ayuda de la Iglesia, la que nos ayuda a ser mejores cristianos. Hoy me siento contenta por la instancia y agradecida de Dios por haber elegido a nuestra familia a cumplir este servicio».

Los siguientes hermanos fueron admitidos al orden Diaconal: Daniel Carrillo Soto, Marcelo Lara Villacura, Lorenzo Méndez Jara, Francisco Mella Montes, Enrique Silva Lara y Luis Sepúlveda Vega

En esa misma ocasión, recibieron el ministerio del lectorado, los siguientes hermanos: Fernando Fernández Mejías, Patricio Gómez Tapia, Claudio González Larenas, Hugo Navarro Ávalos, Juan Eduardo Martínez Torres, Max Perret Cartes, Zenón Peña Viveros, Gustavo Toledo Avendaño, Claudio Torres Nudsel, David Trillo Loyola y Héctor Villa Rivas.

Por último, recibieron el ministerio del acolitado, los siguientes hermanos: Sergio Muñoz Garrido, Raúl Sobarzo González y Juan Venegas Ramos.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 16-10-2021