Celebración de Misa Crismal en San Marcos de Arica

Con significativa celebración, los sacerdotes junto a su Obispo renovaron sus promesas sacerdotales frente al pueblo fiel que peregrina en las tierras de Arica; además se bendigo los Santos Óleos y se consagró el Santo Crisma.

 
Jueves 14 de Abril de 2022
Ver Galería
En la Iglesia Catedral se llevó a cabo este Miércoles Santo, por la noche, la celebración de la Misa Crismal, presidida por el Obispo, Mons. Moisés Atisha junto a sus Presbíteros (sacerdotes) y con ellos a tantos fieles laicos que se hicieron presentes.

A los Sacerdotes le acompañaron los fieles laicos de sus comunidades, siendo testigos de la renovación de sus promesas sacerdotales, agradeciendo a Dios por su entrega y servicio. Parroquias, capillas, colegios, movimientos se hicieron presentes como aquel pueblo fiel que acompaña la vida de sus pastores, signo significativo del servicio ministerial.

En su homilía, el Obispo partió saludando a sus sacerdotes haciendo “acción de gracias por el regalo que Dios ha entregado a este grupo de hermano, llamándolos a invitar a Ser otros Cristo en medio de la comunidad”, mirándolos a ellos como el Padre se alegra con sus hijos. Continúo el prelado la homilía refiriéndose al Evangelio de la celebración, afirmando que con “en el inicio de su vida pública, Jesús hace un gesto común y comunitario, entra en la Sinagoga, hace el ejercicio de vivir la fe que todos compartía; entramos también nosotros para ser discípulos del Señor Jesús”.

“En la catedral se encuentran personas significativas, miembros de las pastorales que acompañan los sacerdotes, hermanos que compartimos los servicios y tareas cotidianas: no son espectadores, están llamados también a ser comunidad junto con Jesús” expresaba Mons. Moisés Atisha en la celebración que el pueblo de Dios eleva su oración y esperanza, para profundizar la llamada y servicio de sus sacerdotes diciéndoles que “como presbíteros hemos recibido la unción en el bautismo, pero también hemos sido ungidos en la ordenación presbiteral, configurándonos servidores a la que somos invitados, no es un privilegio sino un envío y signo de alianza que Jesús sacerdote sella en cada sacerdote”.

Fue culminando su homilía recordándoles a sus presbíteros que “en esta noche renovamos nuestras promesas sacerdotales, oportunidad para abrir el frasco de óleo que somos cada uno para librar, aliviar, sanar y perdonar: ser ternura de Dios para tantos que con dolor y sufrimiento día a día hacen camino con nosotros. Pidamos que el Padre renueve el perfume de su unción en nosotros, para ser Cristo, ungido, en medio de su pueblo. Ahora renovamos las promesas que hicimos ese día, para entonces consagrar juntos el Crisma”.

Exhortando de no dejar de rezar por sus sacerdotes, el Obispo pidió a los fieles laicos presentes realizar dicha tarea, como la de los sacerdotes no dejar de rezar por sus fieles laicos que los acompañan y hacen posible tan grande misión encomendada.

Después de la renovación realizada de los sacerdotes ante su Obispo, por manos de los Diáconos, se presentaron los óleos que fueron bendecido, para los enfermos y para los catecúmenos y consagrado para el Santo Crisma. Lo trajeron desde el fondo de la Iglesia, signo propio de aquellos que se ofrece.

Linda experiencia de Fe que además fue transmitida por redes sociales del Obispado y la radio local. Y una vez finalizada, se realizó un compartir fraterno para agradecer el ministerio sacerdotal de estos hombres consagrados.

Fuente: Dpto. Comunicaciones San Marcos de Arica
Arica, 14-04-2022
   Galerías:
Ver Galería