Iglesia osornina conmemoró la Institución de la Eucaristía, el sacerdocio y el mandato del amor

Con profundo recogimiento la porción del Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Osorno conmemoró la institución de la Eucaristía, el sacerdocio y el amor fraterno, en los diversos decanatos.

 
Viernes 15 de Abril de 2022
Ver Galería
En cada una de las celebraciones, donde los fieles hicieron memoranza del gran misterio del Cuerpo y la Sangre de Cristo, los párrocos y administradores parroquiales lavaron los pies de 12 personas, hombres y mujeres, en recuerdo de lo que hizo Jesús con sus apóstoles.

Así mismo, el obispo Jorge Concha Cayuqueo junto a la asamblea presente en la Catedral San Mateo Apóstol, celebró Jueves Santo, y al finalizar invitó a los presentes a la capilla lateral del templo, para vivir un momento de adoración al Santísimo Sacramento, dando paso “a la espera del mayor recogimiento en la Iglesia, en recuerdo, en honor de la Pasión del Señor y el dolor”, señaló.

Hoy, viernes 15 de abril, es el día del vía crucis y “siempre en lo litúrgico comienza en las vísperas, a continuación de esta eucaristía. Le invito entonces a que vivamos con mucha devoción este tiempo que ya comienza, y que alcanza su máxima fuerza, mañana (hoy) en el recuerdo de la Pasión propiamente del Señor y la liturgia de la tarde, a las 15.00 hrs.”, añadió.

También en su homilía el Pastor de la Iglesia osornina, dijo que la liturgia “que estamos celebrando es parte del triduo principal, está muy unida a la hermosa celebración que vivimos ayer, como cada una de estas celebraciones, son ricas de significado, y cada aspecto de ellas, nos dice algo grande, algo importante de nuestra fe. Esta celebración del Jueves Santo recordamos la Última Cena donde las acciones más importantes son el lavado de los pies, la copa con el vino y la patena con el pan”.

“Con estas dos acciones principales, Jesús le pone el significado y el sentido que va a tener lo que a Él le va a ocurrir en unas horas después, y Él se los explica a los discípulos, a sus amigos en esta cena. En este sentido es una introducción de lo que viene horas más tarde, pero ellos, aún con la explicación de Jesús, no entendían, pero yo digo que también es una introducción permanente, porque igual a nosotros nos sucede, ¿acaso no es así? Giramos un año entero creciendo en conocimiento, y en la celebración de Semana Santa, entendemos un poquito más del misterio del Señor”, agregó don Jorge.

Explicó que la vida cristiana es una vida de servicio, porque Jesús mismo vino a servir, Él lavó los pies de sus discípulos para que ellos lo hicieran con los demás, “la vida humana es una vida de servicio, según el designio, la voluntad de Dios, pero, sobre todo, nosotros los cristianos, los católicos estamos llamados a una vida de servicio de unos con otros. Esto es lo que les pide Jesús a sus discípulos: si yo que soy el Señor y les lavé los pies a ustedes, con mayor razón ustedes lávense, sírvanse unos a otros”.

Dijo que con “la continua celebración de estos misterios, con el recuerdo, con la memoria, y sobre todo con la ayuda del Espíritu Santo, podemos ir profundizando para tener un mayor conocimiento, pero al conocimiento debemos sumarle el amor, para que podamos, no solamente conocer y amar más al Hijo de Dios, sino que también amar a los demás como Él nos pide que hagamos”.

“Que el Señor nos ayude, sobre todo a través de la acción del Espíritu, a profundizar, a conocerlo más, amar más a Dios y que Él mismo nos enseñe a ser testigos, servidores de unos con otros como él espera”, finalizó el obispo.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 15-04-2022
   Galerías:
Ver Galería