¡Aleluya, Aleluya, el Señor ha resucitado!

Con gran solemnidad y el gozo de la vida renovada en Cristo Resucitado, la porción del Pueblo Peregrino de Dios en la Diócesis de Osorno festejó con la Santa Eucaristía, al Redentor del mundo, quien venció la muerte, para darnos salvación.

 
Domingo 17 de Abril de 2022
Ver Galería
La celebración se inició con la bendición del fuego nuevo, en el cual se encendió el Cirio Pascual, que trajo la nueva luz del mundo para iluminar a cada uno de los creyentes, el sacerdote grabó las letras griegas Alfa y Omega, además de las cifras del año en curso en el Cirio Pascual, y la comunidad, encendiendo sus velas, junto al sacerdote ingresó al templo.

Inmediatamente después, el Pregón Pascual, y la Liturgia de la Palabra, donde la asamblea escuchó silenciosa y atentamente desde el relato de la creación hasta el día de la Resurrección del Hijo de Dios, quien trajo consigo la transformación del corazón de los cristianos.

Con el canto del Gloria, se encendieron las luces y los fieles renovados y jubilosos por la resurrección del Señor, entonaron esta alabanza agradecida a Dios Padre. El párroco bendijo el agua en la fuente bautismal y, acompañado del canto y la alegría de los presentes, asperjó agua bendita sobre la asamblea.

Esta celebración de la Vigilia Pascual, donde los cristianos católicos también transformados y fortalecidos en la fe; conmemoraron la Resurrección del Señor, se realizó en los cuatro decanatos de nuestra Diócesis de Osorno: en el Centro, en Rahue, en la Cordillera y en la Costa.

En la capilla Santa Clara, en Rahue Alto, presidió la celebración el Padre Williams San Martín, quien en su homilía dijo que “a través del evangelista Lucas, hemos acogido, lo que ya anunciamos con la bendición del fuego, con el Cirio encendido y las lecturas del antiguo y el nuevo Testamento, hemos salido revestidos de un corazón y un espíritu nuevo”.

También aseguró que el Señor “nos invita a que podamos acoger la Palabra de Dios plenamente como Palabra viva de Cristo en nuestra mente y en nuestro corazón, y que de fruto a su tiempo en cada uno de nosotros, realizando una obra maravillosa a los ojos de Dios en nuestra vida”.

Esta celebración “es la fiesta de la vida, de la libertad, de alegría, de esperanza porque Cristo vence la expresión máxima del pecado que es la muerte, y resucita y Él está vivo y presente en cada uno de nosotros, y eso es lo que hemos expresado con las velitas que hemos encendido desde el Cirio Pascual, y nos invita a anunciarlo con el testimonio, con nuestras obras”.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 17-04-2022
   Galerías:
Ver Galería