Días de Fe y renovada esperanza

Nuncio Apostólico en Diócesis de Temuco

Monseñor Alberto Ortega Martín, Nuncio Apostólico de Su Santidad en nuestro país, visitó por estos días la Diócesis San José de Temuco,  tiempo de muchas bendiciones en esta Semana Santa, donde sostuvo diversas actividades, además de celebraciones litúrgicas y encuentros con personas de diversos ámbitos del quehacer pastoral, social y académico.

 
Domingo 17 de Abril de 2022
Presidió la ceremonia de Dedicación del Templo Parroquial Santo Tomás de Villanueva, de la ciudad de Temuco, construcción que fue destruída por un incendio el año 2014 y que tras 8 años, la comunidad logró levantar nuevamente, mostrando claras señales de unidad, colaboración y esfuerzo. "Hoy en un día de bendición para todos nosotros y la invitación que nos hace la palabra de Dios que ilumina siempre nuestras vidas, es que no estén tristes porque la alegría en el Señor es la fortaleza de ustedes. Dedicamos este Templo porque queremos que estas palabras sean realidad siempre en nuestras vidas y porque sabemos que este Templo es una ayuda para todos nosotros, para que sean verdad estas palabras, para que la alegría en el Señor sea nuestra fortaleza, la consistencia de nuestra vida, la alegría está en el Señor (...) este Templo que hoy dedicamos al Señor, es un signo también de lo que queremos hacer cada uno de nosotros, dedicarnos al Señor, construir nuestra vida sobre él para hacer instrumentos de su paz, para hacer presente en nuestro mundo que tanto nos necesita, esa es la misión preciosa de la Iglesia (...) la alegría de la Iglesia es la misión, es evangelizar", manifestó monseñor Alberto Ortega, en la ceremonia del sábado 09 de abril.

Al respecto, el Pbro. Carlos Hernández Cordero, Vicario Judicial y Canciller, señaló" La presencia del representante del Papa en Chile junto a nosotros ha sido un regalo para nuestra Iglesia diocesana que mantiene vivo en su memoria y en su corazón, al querido obispo y pastor monseñor Héctor Vargas Bastidas, que en paz descanse. La cercanía y sencillez del señor Nuncio Apostólico sorprendió gratamente a todos quienes tuvimos el privilegio de compartir en algún momento con él. Comprometemos nuestra oración por el Papa y su legado pontificio especialmente en este tiempo de búsqueda del nuevo obispo para nuestra diócesis".

Durante la tarde, junto al Administrador Diocesano. Pbro. Juan Andrés Basly y el Vicario Judicial y el Pbro. Carlos Hernández, visitó la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Lautaro, del Decanato de Victoria, donde fue recibido por el Párroco Pbro. René Riquelme Fuentes.

"Que este amor que recibimos de Dios se transforme también en una fuente de amor"
En Domingo de Ramos, celebró junto a la comunidad en el Templo Catedral la entrada triunfal del Señor, "Tengo la alegría de poder celebrar en la Catedral de Temuco el Domingo de Ramos, después de tanto tiempo sin poder celebrar la Semana Santa con el pueblo. Pues es una ocasión preciosa para iniciar la Semana más importante del año. Una Semana en la que contemplamos con gratitud lo que el Señor ha hecho por nosotros, nos ha dado una vida nueva, entregando la vida por nosotros y resucitando y por eso son las celebración más importantes del año y me alegra poderlas compartir con esta comunidad de Temuco. Que tengan una Semana Santa muy bendecida, que se llenen mucho del amor de Dios y que este amor que recibimos de Dios se transforme también en una fuente de amor y de bendición a todos nuestros hermanos, en especial a aquellos que más lo necesitan. Que Dios les bendiga".

Y durante la tarde, se reunió con las comunidades  rurales de la parroquia San Pablo de Carahue,  donde celebró la Eucaristía y compartió con los fieles, quienes junto al párroco, Pbro. Patricio Muñoz, agradecieron su presencia y bendición.

Por su parte, Héctor Elías Rivera Torres, miembro del sector Corrales, en Carahue, Decanato de Imperial, dijo" En primer lugar quiero dar gracias a Dios por la visita que tuvimos, como miembro de la parroquia San Pablo de Carahue, nacido y criado en la comunidad de Corrales donde empecé mi trabajo pastoral y manifestar a través de estas palabras el sentimiento de la gente, de mucha emoción, de una alegría inmensa, de palabras que uno no tiene como expresar lo que uno sintió, lo que uno vivió, porque los que creemos en Dios y tener al Papa como líder de nuestra Iglesia y que el Representante del Papa esté en medio nuestro, es algo maravilloso, es algo único, que uno no sabe cómo expresar y cómo entregar, es un testimonio más que nada, dar gracias a Dios por eso, por esa bendición de haber tenido la presencia del Representante del Papa en nuestro sector, con la gente del campo, el pueblo mapuche, que también las palabras de ellos es algo único y que muchos decían no volveremos a verlo nunca más o no lo volveremos a vivir nunca más. Y la expresión de la gente era de mucha alegría, de mucha emoción y de agradecimiento a Dios por las cosas que nos envía y sobre todo la visita del Nuncio, Representante del Papa en medio nuestro, eso es una bendición de Dios".

Maritza Wegner Reyes, también expresó su sentir " Con la visita del Nuncio Apostólico Monseñor Alberto Ortega, como comunidad y como persona nos sentimos infinitamente bendecidos, más al elegir las comunidades del sector rural de nuestra comuna; esto fue aún más significativo, ya que las comunidades recorrieron más de 20 kilómetros para llegar al sector de Los Corrales, en que la Capilla Nuestra Señora del Carmen, acogió la visita del Nuncio como sede, para celebrar la solemnidad de Domingo de Ramos. Rescatar la cercanía que tuvo Monseñor con la gente que asistió. Al principio como toda visita solemne de nuestra Iglesia, teníamos un poco de temor al recibirlo, no saber qué hacer, ya que hace más de 18 años que no recibimos un Representante del Papa en nuestra comuna, pero gracias a la actitud tan cercana de Monseñor, se logró dar una Santa Misa, donde realmente el Espíritu Santo actuó en cada uno de nosotros. Rescatar también el acompañamiento del Padre Juan Andrés, del Padre Carlos y por supuesto nuestro Párroco el Padre Patricio Muñoz. Agradezco a Dios por darme la oportunidad de haber estado en aquella solemnidad que guardaré como un tesoro en mi vida. También hacer mención que esta visita tendrá un valor extra en nuestra familia, ya que mi madre, mi abuela y mi hija, presentaron obsequios en la Misa Crismal a Monseñor, obsequios del pueblo mapuche, del cual estamos enormemente orgullosos de serlo".

El Lunes Santo
Monseñor Ortega, visitó el Hogar de Ancianos Nuestra Señora del Carmen de la ciudad de Temuco, instancia donde conversó con las religiosas, los ancianos y el personal. " Desde el Hogar Nuestra Señora del Carmen, con gozo y alegría compartimos la experiencia de la presencia del Señor Nuncio en nuestro Hogar. Un hermoso regalo de Dios, él con su cercanía y paternal deferencia, nos animó a continuar con nuestro carisma, cuidar cuerpos para salvar almas. Para nuestros abuelitos ha sido una visita muy especial, con su mensaje de ánimo y amor en el Señor, siempre bajo la protección de Nuestra Señora de los Desamparados. Damos gracias al Padre Carlos por haber propiciado este encuentro tan lleno de contenido espiritual para nuestra vida de consagradas. Por todo damos rendidas gracias a Dios", Hna. Rosa Ruiz, Superiora

Posteriormente, sostuvo un encuentro en la Universidad Católica de Temuco, en la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía. El Rector de la Universidad Católica de Temuco, Dr. Aliro Bórquez, resaltó " La visita del Nuncio a nuestra Diócesis, ha sido muy importante estos días que pasó con nosotros, porque también ha sido un momento reconfortante después de la dolorosa partida de Monseñor Vargas. Su visita en la Universidad también fue muy valorada, estuvo conversando detalladamente con los académicos de la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía; él quedó gratamente sorprendido de nuestra Universidad, del crecimiento de la Universidad y de toda su acción por los jóvenes, de todo lo que hace nuestra Universidad Católica de Temuco en la Araucanía. En lo personal, el encuentro con él fue muy interesante, me parece que la labor que él está haciendo, más allá de la visita en estos días, es muy importante porque también está en la búsqueda de un nuevo pastor para nuestra Diócesis y yo creo que todas las conversaciones y todas las visitas que él tuvo en las distintas comunidades son importantes insumos para la decisión que posteriormente él tendrá que anunciarle a su Santidad el Papa y tomar la decisión de quién será el nuevo obispo para nuestra Diócesis. Así que en definitiva ha sido un gran momento, una gran visita y creo que el pueblo diocesano de San José de Temuco se sintió muy reconfortado después de pasar todos estos días y compartir con él y sobre todo la última, donde pude estar en la participación de la Misa Crismal, creo que también fue un momento muy especial y muy emocionante para todos".

El Pbro. Patricio Trujillo, Vice Gran Canciller de la UCT, manifestó: " Visitó nuestra Universidad Católica de Temuco, es un lindo gesto, un bonito signo también porque da a entender que no siempre la gente se percata así, que la Universidad Católica de Temuco es parte de nuestra Iglesia Diocesana, está desde su ser como Universidad, también al servicio de la evangelización, por ello que es tan importante que nos visite el Señor Nuncio Apostólico, es primer lugar porque él es un obispo, es un sucesor de los apóstoles, pero también sobre todo porque es el Nuncio, es decir, el Representante del Santo  Padre, el Papa Francisco acá en Chile. Uno lo puede ver desde el punto de vista humano, lo vimos como una persona muy afable, muy amable, sencillo, muy profundo, solidario, tuvo gestos con nosotros muy hermosos, muy delicados, pero desde el punto de vista de la fe, va esto mucho más allá, porque como decía, representa a su Santidad el Papa Francisco en Chile y en ese sentido de alguna forma, tuvimos nuevamente, por  decirlo así, la visita del Santo Padre en la persona del Señor Nuncio. Por eso la Universidad Católica de Temuco, estábamos muy felices, muy contentos de recibirlo, pero sobre todo desde la fe, nos sentíamos confirmados en nuestra misión, que también es la evangelización de los hermanos, la evangelización de la cultura, la evangelización de la sociedad. Nosotros como Universidad Católica también prestamos nuestro servicio a todo lo que tiene que ver con el apostolado que la Iglesia Diocesana realiza acá en Temuco".

El Lunes Santo, monseñor Ortega, sostuvo un encuentro con el  presbiterio de la Diócesis San José de Temuco, instancia donde compartió aspectos de su vocación sacerdotal. Posteriormente, se efectuó un espacio de preguntas y un compartir. Además, se vivió las vísperas con Adoración Eucarística. Dicha jornada fue previa a la celebración de la Misa Crismal en el Templo Catedral.

"Dejarnos sorprender una vez más por el amor de Dios"
La celebración de la Misa Crismal en esta Semana Santa, que fue presidida por el señor Nuncio y concelebrada por todo el clero local, encabezado por el Administrador Diocesano, el presbítero Juan Andrés Basly Erices.

En sus palabras dirigidas al pueblo de Dios, monseñor Ortega resaltó la vocación al sacerdocio, señalando a la comunidad el cuidado y valoración de este regalo de Dios y llamó a pedir por nuevas vocaciones, " Es una alegría muy grande poder compartir la Eucaristía en este día tan especial para los sacerdotes, con todos ustedes. El Jueves Santo recordamos la Institución del sacerdocio y en la Misa Crismal que anticipamos a hoy, también recordamos nuestro sacerdocio. Una ocasión para caer en la cuenta del don recibido y para renovar como van a hacer dentro de un momento, las promesas sacerdotales. Es importante que haya ocasiones para recordar, nosotros sacerdotes y también el pueblo de Dios, la importancia de los sacerdotes. A mí me ayudó mucho también una iniciativa del Papa Benedicto, un Año Sacerdotal, todo un año para ayudar a la Iglesia a caer en la cuenta del don del sacerdocio, un año en el que recordábamos y nos dejábamos guiar también por la figura del Cura de Ars. Y en una homilía para la clausura de este año tan importante, era el día del Sagrado Corazón, el Papa Benedicto decía: “El sacerdote no es simplemente alguien que detenta un oficio como aquellos que toda la sociedad necesita para que se puedan cumplir en ella ciertas funciones, por el contrario, el sacerdote hace lo que ningún ser humano puede hacer por sí mismo, pronunciar en nombre de Cristo, la palabra de absolución de nuestros pecados, cambiando así a partir de Dios, la situación de nuestra vida. Pronuncia sobre las ofrendas del pan y el vino, las palabras de acción de gracias de Cristo, que son palabras de transustanciación, palabras que lo hacen presente a Él mismo, el Resucitado, su Cuerpo y su Sangre, transformando así los elementos del Mundo, son palabras que abren el mundo a Dios y lo unen a Él. Por tanto, el sacerdocio no es un simple oficio, sino un sacramento. Se vale de un hombre, con sus limitaciones, para estar a través de Él, presente entre los hombres y actuar en su favor. Esta audacia de Dios, que se abandona en las manos de seres humanos, que aun conociendo nuestras debilidades, considera a los hombres capaces de actuar y presentarse en su lugar, esta audacia de Dios es realmente la mayor grandeza que se oculta en la palabra Sacerdocio”.

"Me parece importante compartir con ustedes estas palabras y uno se da cuenta de esta audacia de Dios, que no deja de sorprendernos y uno agradece el don recibido. Con el pasar del tiempo, siempre uno tiene la tentación , pasa también como la vocación del matrimonio de olvidar el don que se nos ha dado, de caer a veces en una cierta rutina. La celebración de la Misa Crismal y las celebraciones de estos días nos hacen de esta distracción, que nos ayudan a caer en la cuenta del don recibido. Como el Papa Francisco nos invita tantas veces, nos debemos dejar siempre sorprender por el Señor. El Domingo de Ramos del año pasado, el Papa comentaba que mucha gente admiraba a Jesús porque hablaba bien, porque amó, perdonó, su ejemplo que cambió la historia y tantas cosas y decía: “lo admiran, pero sus vidas no cambian, porque admirar a Jesús, no es suficiente, es necesario seguir su camino, dejarse cuestionar por Él, de la admiración al asombro, dejarse tocar por el ejemplo de Jesucristo que se despoja, a sí mismo, se anonada hasta la muerte y una muerte de cruz”. Es la gran sorpresa que celebramos en estos días; ver al omnipotente que se reduce a nada, ver a la palabra que sabe todo, enseñarnos desde el silencio de la cruz, ver al Rey de Reyes que tiene como trono el patíbulo, ver al Dios del Universo, despojado de todo y eso por amor a cada uno de nosotros. Ese amor que se acerca a nuestra fragilidad, que llega hasta allí donde nosotros sentimos vergüenza y entonces descubrimos que no estamos solos, que Dios está con nosotros, que no hay ningún mal, ningún pecado que tenga la última palabra, Dios vence. La última palabra es siempre de Dios, es siempre de su misericordia, que pasa a través de la cruz. Le dimos la gracia del asombro, del estupor para que nuestra vida cristiana no sea monótona, es importante dejarse siempre sorprender por Dios, por la alegría de haber encontrado al Señor. Podemos preguntarnos cuál es la última vez que nos hemos dejado sorprender por el Señor y es algo que deberíamos hacer todos los días."

La realidad de la zona
En su visita al Decanato de Angol, compartió con los sacerdotes de las parroquias, el Pbro. Víctor Núñez, decano de Angol, manifiesta: " Uno de los temas fue darle a conocer a Don Alberto, la realidad del Decanato de Angol. Ahí estuvimos compartiendo en ese sentido de que él nos escuchara, en la realidad donde estamos nosotros trabajando, sirviendo a la Iglesia, al Señor, él escuchó con toda prudencia, con paciencia, nos miraba  y haciéndole un relato más sobre aquellas realidades que viven las familias, los fieles en esta comuna donde se producen estos eventos y que son nuestros fieles y que algunas familias han tenido que dejar sus campos, sus fundos, otras están en la situación de quedar sin trabajo porque ya no tienen su camioncito, su fuente de trabajo, por el mismo hecho de los atentados y así estuvimos conversando y otros Padres también le hacían ver que es un tema que nos llega de muy cerca porque, si bien nosotros estamos en la primera línea, por los interiores de los caminos rurales, ya sea en nuestras carreteras por acá siempre hay una situación difícil que debemos enfrentar y también contener a nuestros fieles, que muchos de ellos son cercanos a nuestras comunidades (...) Bueno y después él nos hablaba por su experiencia en otros países, temas mucho más crudos".

Continuó señalando que: " Lo más importante es que se le planteó una de las necesidades propias de los sacerdotes que están más a la periferia de Angol, que estamos así como periódicamente en situaciones difíciles para nuestra pastoral, sobre todo en el mundo  rural, mapuche, de las forestales, muy al interior donde se van produciendo nuestras propias carreteras allí interiores donde se han producido una serie de atentados. Bueno, en definitiva contarles que fue un encuentro fraterno, un encuentro en el espíritu eclesial, de comunión y la verdad que él nos dio bastante esperanza, nos explicó que no es fácil, (...) Bueno, en general, por allí estuvo este encuentro muy de hermanos más que de una autoridad en la Iglesia, fue sencilla, profunda y dentro de lo que es este espíritu de comunión que él nos transmitió".

Vivir con mayor generosidad nuestra vocación cristiana
El Pbro. Juan Andrés Basly, Administrador diocesano, agradeció la visita del Señor Nuncio en nuestra Diócesis, destacando que ha sido un regalo de Dios con su presencia, " Esta Diócesis que está Sede Vacante, creo que él con su estilo tan sencillo, tan de pastor, vino como a ayudarnos a reencontrarnos en la comunión fraterna, sobretodo en su testimonio como sacerdote de él, nos ayudó mucho también en la reflexión antes de la Misa Crismal, creo que fue muy oportuna, donde nos hablaba sobre la fraternidad, el compromiso que tenemos que tener los sacerdotes, más en este tiempo, en esta tarea evangelizadora. Fue lindo también porque recorrió la Diócesis en alguna medida, estuvo en los decanatos, en Carahue con los campesinos mapuches en la Misa de Ramos, también visitó el Decanato de Victoria, tuvimos un encuentro con los Consejos Pastorales y sacerdotes. En Angol con los sacerdotes, que también fue un almuerzo muy fraterno, un encuentro muy lindo y con las Hermanas del Hogar de Ancianos de Holandesa también ahí se mostró la ternura de pastor, saludando a cada uno de los enfermos y también un encuentro con la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía, con los académicos y decana y también con el Rector de la Universidad. Creo que fue oportuno también hacerle todo ese recorrido para que conociera nuestra Diócesis, para que él también tome en cuenta la dimensión territorial de lo que significa nombrar un obispo para esta Diócesis , que sea conocedor también de las situaciones que estamos viviendo y yo creo que él por lo menos lo que me comentó, que se fue encantado, se fue muy feliz y sobre todo también de la Misa Crismal, que para él fue también algo nuevo, novedoso, en la cual su testimonio que nos dio también, incluso al emocionarse fue realmente emotivo para todos nosotros los sacerdotes y para la gente también. Creo que se fue con una mirada muy linda de la Diócesis y muy agradecido de ello. Para nosotros , estos días que estuvo aquí, fue una compañía muy importante también para darnos ese respaldo que no estamos solos, sino que él nos acompaña y también el Santo Padre.

"La visita del señor Nuncio y esta vivencia más plena del Misterio Pascual de Cristo constituyen para toda la comunidad diocesana una inyección de vitalidad, de fe y esperanza, que nos anima a vivir con mayor generosidad nuestra vocación cristiana y la misión a la que hemos sido llamados: ser testigos del Resucitado, anunciando la Buena Noticia de la salvación obrada por Cristo en la cruz", palabras del Pbro. Carlos Hernández Cordero, Vicario Judicial y Canciller.

Fuente: Comunicaciones Temuco
Temuco, 17-04-2022
Video: Visita Sr. Nuncio Apostólico a Diócesis San José de Temuco