Continúan trabajos de reconstrucción de capilla San Conrado en Trumao

La perseverancia, la unidad y la comunión de los vecinos de la localidad de Trumao, en la comuna San Pablo, hacen posible ver el 80% del templo reconstruido en su interior, después que el 21 de enero de 2020 resultara gravemente dañado debido a la caída de un árbol sobre su estructura.

 
Jueves 26 de Mayo de 2022
Ver Galería
Con esta motivación y el deseo de colaborar con dichos trabajos, el pasado viernes 20 de mayo, el director y representante legal de Fundación Cristo Joven, José Manuel Rozas Navarro; junto a María Adela Muñoz Cárcamo, integrante del Directorio de dicha institución, firmaron el documento que certifica la entrega de una donación de dos millones de pesos a través de la señora Marina del Carmen Valdeavellano Cortés, coordinadora de este proyecto de reconstrucción.

El breve acto protocolar, en el cual estuvo presente el obispo Jorge Concha Cayuqueo, se llevó a cabo en la dirección particular de la señora Marina del Carmen en dicha localidad, para luego recorrer el templo donde los maestros se encuentran en plena faena reconstructiva tanto al interior como en el exterior del templo, cuya edificación, de acuerdo con los vecinos, data de hace unos 80 años.

Breve reseña del templo en Trumao
La capilla San Conrado, fue construida gracias al esfuerzo y al trabajo arduo de la señora Dolores Gastellu Martínez, quien, de acuerdo con el relato de Marina del Carmen, reunía dinero con la realización de kermés en Puerto Nuevo, en la Unión y en Trumao mismo, a orillas del río, “en la cancha de tenis, detrás de la tienda y de la bodega de los franceses”.

Este trabajo, sin dudas mancomunado con el apoyo de la comunidad de antaño, tuvo sus frutos, se presume, “alrededor del año 1931, con la construcción finalizada de la capilla y la cavidad de la gruta externa donde se pone la imagen de la Virgen María”, lo que trajo gran alegría a los habitantes del sector, y de la Señora Dolores, quien, a la edad de 48 años, junto a su esposo, Arnoldo Bouzout, fallecieron a causa de un accidente ferroviario el 29 de marzo de 1942.

No obstante, su amor a la Iglesia y a su sentido visionario de mirar la necesidad de un templo para la comunidad de Trumao, aún después de la caída de un pino añoso sobre la estructura de la capilla que tanto esfuerzo costó construir, las murallas de dicho templo conservaron el recuerdo de su “realizadora”, como dice la placa memorial que luce al ingreso de la capilla, lo que da cuenta del agradecimiento de los fieles “a la noble y generosa dama”.

La reconstrucción de la capilla
Dos años y cuatro meses, han pasado desde el 21 de enero del 2020, cuando la suma de las fuertes y copiosas lluvias, el viento y los años provocaron la caída del árbol sobre el templo, dañando gravemente su estructura. Desde entonces hasta hoy, al igual que en sus inicios, la perseverancia, la unidad y la comunión de los vecinos de Trumao, hicieron posible los trabajos de reconstrucción que hoy se llevan a cabo.

Pasado un año y medio de este acontecimiento, en que el techo, las murallas y el piso continuaban deteriorándose con el clima y el peso del pino que permanecía sobre la edificación, la señora Marina del Carmen Valdeavellano, con iniciativa propia asumió la misión de golpear puertas con el objetivo de solicitar ayuda para reconstruir la capilla San Conrado de Trumao, porque se planteó: “Cómo es posible que una labor, una obra que se hizo con un esfuerzo tremendo de parte de la señora Dolores Gastellu Martínez de Bouzout, no puede ser que quede abandonada a su suerte cuando se puede reparar”.

“Había empezado la pandemia, no había plata, nadie podía hacer nada. Entonces decidí ir por parte, hice un presupuesto para sacar el pino que cayó y otros árboles que estaban también amenazando con caer, y un sábado en la mañana escribí a varios vecinos, los más cercanos, y amigos, y me dijeron que sí”, relató.

“Eso fue en septiembre octubre del 2021, junté así un millón setecientos sesenta y cinco mil pesos, y se realizó ese trabajo de despeje de la capilla, y con este incentivo continué solicitando apoyo a la comunidad de Trumao, y a personas conocidas, amigos y parientes porque principalmente han sido ellos quienes han financiado la reconstrucción”, añadió y señaló que al inicio la Municipalidad de San Pablo colaboró con tres millones, y medios.

También hubo un apoyo del Obispado de Osorno “y ahora llegó esta ayuda de Fundación Cristo Joven, que también pertenece a nuestra diócesis. Con todo, podemos afirmar hoy que “el 80% de la obra realizada al interior del templo está lista, pero en el exterior estamos iniciando el trabajo que debe complementar la reconstrucción de la capilla misma”.

Destacó además que una de sus amistades, le donó el dinero necesario para lo que es el hermoseamiento interior de la capilla: la pintura, lijado y el vitrificado de los pisos, lo que tiene un costo de casi cinco millones de pesos”.

“Todo este trabajo, todo ha sido maravilloso, se ha formado un ambiente lindo con todas las personas: vecinos antiguos, gente relacionada con Trumao que se recuerdan que sus abuelos o sus padres vivieron acá, de personas que trabajaron en la tienda de los franceses, de habitantes de Trumao que recuerdan aquellos tiempos, y todos están felices de recuperar su capilla”, agregó la señora Marina del Carmen.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 26-05-2022