“La Misión de la Iglesia en estos tiempos”: Pastoral de Movimientos vivió encuentro en Casa Betania

El encuentro contó con la participación de Monseñor Bernardo Álvarez.

 
Martes 26 de Julio de 2022
Ver Galería
La Pastoral de Movimientos de la Arquidiócesis de Concepción vivió su primera jornada presencial ampliada de este 2022 el sábado 23 de julio en Casa Betania.

El encuentro contó con la participación del Obispo Auxiliar de Concepción, Monseñor Bernardo Álvarez, quien abordó el tema “La Misión de la Iglesia en estos tiempos”.

Marcela Fuentealba y Eugenio Hernández, Coordinadores de la Pastoral de Movimientos, afirmaron que “fue muy importante la charla y motivación que recibimos de parte de él, la importancia de la nueva evangelización, los conceptos centrales a considerar en relación a cómo mantener y defender la unidad de nuestra Iglesia y de qué manera profundizar en cómo vivir concretamente el espíritu sinodal en la Iglesia hoy”.

“Nos quedamos con el desafío de estar atentos a la voz de Dios en nuestros tiempos y cómo vivir concretamente el espíritu sinodal en nuestra Iglesia, ‘frenar nuestras ansias pastorales y detenernos a escuchar’ (sic)”.

En esta jornada, los participantes tuvieron la oportunidad de trabajar en grupos compuestos por los diversos carismas, en un ambiente de alegría por el encuentro y con la “necesidad y compromiso de transmitir lo vivido a los demás movimientos ausentes y a todas las comunidades integrantes de cada movimiento”.

Además, el grupo Cáliz estuvo presente, animando el encuentro con su música y brindando un ambiente de oración y alegría.

Durante la jornada se entregó un calendario de oración para dar inicio al compromiso de los participantes de rezar unos por otros, “partiendo ahora en agosto y para finalizar el próximo año en marzo y poder ofrecerlo en nuestra Eucaristía de inicio de año pastoral 2023”, detalló Marcela Fuentealba.

“Mantener unidos los distintos carismas de la Iglesia”

Los Coordinadores de la Pastoral de Movimientos afirmaron que han ido descubriendo “lo importante que es mantener unidos los carismas de la Iglesia a la luz del Evangelio, que nos invita a ser uno en Cristo, ser ese cuerpo donde la cabeza es Cristo”.

En ese contexto, Marcela Fuentealba señaló que a inicios de este 2022 tuvieron una jornada de reflexión y oración, donde evaluaron el tiempo de pandemia y lo que ha ido ocurriendo en los movimientos y en la pastoral en general: “Por un lado, todas las dificultades propias de la pandemia: el encierro, la salud y en consecuencia la dificultad para una mejor vinculación fraternal. Y por otro lado, la disminución de la participación en las actividades en general”.

En esa oportunidad compartieron sus dificultades y lo difícil que ha sido este tiempo, pero por sobre todo, coincidieron en que el desafío es ir al encuentro de los hermanos “para avivar y renovar la fe y la esperanza”. Además, se preguntaron “¿Cuál es la voluntad de Dios para los movimientos y nuevas comunidades? ¿Cómo cooperamos en la renovación de la Iglesia?”.

“Lo primero que destacamos fue la figura del Buen Pastor, la imagen de Jesús con la oveja en los hombros, que es la que quisimos tomar para seguir caminando juntos en el desafío de acoger, escuchar, motivar y animar. Mientras que el segundo gran desafío es el mantenernos en oración unos por otros y, en este caso, de unos movimientos por otros, para continuar con nuestra misión de evangelización”, detalló.

Fue a partir de esto que, como representantes y a nombre de la Pastoral de Movimientos, los Coordinadores se reunieron con Monseñor Bernardo para plantearle el anhelo de preparar una jornada presencial con el mayor número de movimientos posible, para así retomar el trabajo en conjunto, lo que se concretó el pasado sábado 23 de julio.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 26-07-2022