Clero de La Serena vivió Semana de Formación Permanente

En la ocasión, guiados por la Hna. Verónica Santillán, reflexionaron en torno al auto cuidado y fidelidad sacerdotal, como también sobre los desafíos del mundo actual en el marco del proceso sinodal.

 
Domingo 07 de Agosto de 2022
Ver Galería
Desde el lunes 1 y hasta el jueves 4 de agosto, los sacerdotes que sirven en las comunidades eclesiales de la Arquidiócesis de La Serena, participaron en la tradicional Semana de Formación Permanente del Clero, jornada que se vivió de forma semi-presencial y que contó con las exposiciones de la Hna. Verónica Santillán, Licenciada en Psicología, perteneciente a la congregación “Esclavas del Corazón de Jesús”, coordinadora del Consejo de Prevención de CONFERRE y Secretaria Ejecutiva del Consejo de Prevención de la Diócesis de Rancagua.

Los primeros tres encuentros se vivieron en formato online, conectándose a través de la plataforma Zoom. La primera formación, del día lunes, tuvo como motivación el llamado original que Dios les ha realizado a los sacerdotes al momento de descubrir su vocación, recordando que es una invitación a servir a una Iglesia que está en camino.

El objetivo, señaló el Vicario de Pastoral, P. José Luis Flores, fue “retomar algunos contenidos de nuestra formación. La participación ha sido buena y le da continuidad al proceso sinodal que estamos viviendo como Iglesia en nuestra zona, en la cual hemos tenido que ir aprendiendo con humildad el cómo Dios nos está llamando a enfrentar la vida pastoral para el presente y el futuro con un cambio en la mentalidad”.

La cita académica continuó el día miércoles 2 de agosto, con el análisis de algunas luces y sombras que se les puede presentar al clero, desde la perspectiva de los problemas y sus causas, en relación a la fidelidad sacerdotal.

“Ha sido muy interesante esta formación porque nos anima y, sobre todo, ha sido guiado por una religiosa que ha acertado en las necesidades que tenemos como sacerdotes, especialmente en los momentos complejos que estamos viviendo como Iglesia. Nos ha entregado, también, herramientas muy interesantes, que podemos utilizar para crecer en nuestra misión y vocación sacerdotal”, destacó el P. Gerardo Soto, Vicario del Limarí.

En la presentación del día miércoles, la Hna. Verónica expuso sobre los cambios de época y mentalidad, en relación a la manera que influyen en la conversión pastoral, para lo cual desarrollaron un trabajo grupal diferenciado por rango etario, con la intención de descubrir cómo se ha ido adecuando su servicio ministerial con el paso de los años, en especial al momento de vivir circunstancias que modifican el pensar, sentir y vivir de la sociedad.

Al respecto, la religiosa manifestó que los desafíos para los sacerdotes “tendrán que ser analizados desde el ámbito personal, de acuerdo al proceso que cada uno efectuó y por los aspectos que en el fuero interno se sintieron interpelados, los que luego cada uno profundizará. Una de las claves es animarse a hablar, dialogar, decir las cosas que en ocasiones se nos dificulta expresar y ser conscientes de las situaciones que cada uno vive”.

Finalmente, en la última jornada por la mañana, se trabajó en torno a las pistas para vivir la sinodalidad desde la espiritualidad sacerdotal diocesana. Durante la tarde, se finalizó con una peregrinación fraterna al Santuario “Ntra. Sra. del Rosario” de Andacollo.

El P. Héctor Zambra, Vicario del Elqui, agradeció la instancia indicando que “es importante estar preparado para los tiempos que estamos viviendo en la Iglesia y un sacerdote debe tener la formación necesaria, porque así responde de manera óptima en el trabajo pastoral a los requerimientos que los fieles tienen, en el contexto de la sociedad actual”.

Fuente: Comunicaciones La Serena
La Serena, 07-08-2022