Consejo de Prevención de Abusos realiza Formación Básica 1 y 2 en Decanato Arauco

En la instancia participaron cerca de 160 personas.

 
Martes 09 de Agosto de 2022
Ver Galería
El Consejo de Prevención de Abusos de la Arquidiócesis de Concepción realizó el curso de Formación Básica 1 y Formación Básica 2, en que participaron cerca de 160 personas, el sábado 6 de agosto en las dependencias de la Parroquia San Juan María Vianney de Los Álamos, entre las 10:00 y las 14:00 horas.

El Obispo Auxiliar de Concepción y Vicario Episcopal de Arauco, Monseñor Oscar García, agradeció a los participantes, especialmente a los agentes pastorales, a quienes prestan servicios de diferente índole en las comunidades y al cuerpo docente del Colegio San José de Cañete, por “el tiempo que se han dado para poder seguir formándose. No sólo informarse, sino formarse en este tema tan sensible y tan particular que nos ha tocado vivir y que sabemos que ha producido tanto dolor, tanta desazón y tanta angustia” no sólo en quienes “sentimos a la Iglesia como parte de nosotros mismos, sino que sobre todo cuando nos acercamos y comprendemos el dolor de las víctimas por los abusos”.

En ese contexto, afirmó que los abusos de poder, los abusos psicológicos y los abusos sexuales “han producido una profunda herida”, cuya sanación estamos llamados a buscar con los medios que el Señor, en su Divina Providencia, pone en nuestro camino, “partiendo desde una conversión personal en la búsqueda de la reparación”. Y enfatizó que “nos hemos propuesto con firmeza como Iglesia el NUNCA MÁS”.

De esta forma, Monseñor Oscar destacó la importancia de que a través de esta formación se logre “volver a hacer de nuestras comunidades una verdadera familia, donde se viva el auténtico amor cristiano en la sana convivencia, en el respeto por todos y sobre todo en el cuidado de los más débiles y los más frágiles, y donde se pueda respirar nuevamente la verdadera confianza entre todos los que somos parte de la misma”.

“Estamos en esta formación para encontrar luces y, en el mayor discernimiento, buscar también cómo poder cada uno -desde nuestro lugar, desde nuestro rol, desde nuestra vocación- ayudar a sanar a tantas personas heridas por los pecados y fragilidades”, que no sólo se han producido dentro, sino también fuera de la Iglesia, “y que la sociedad entera está llamada a reparar, a sanar y a tratar de buscar que el NUNCA MÁS se pueda vivir en las propias realidades también, en el seno de la familia, en el seno de la comunidad de la Iglesia y en el seno de las instituciones”, manifestó.

El Vicario Episcopal de Arauco recalcó que “hemos venido a este lugar no para juzgar ni condenar ni etiquetar personas, porque no nos toca a nosotros ser jueces, sino ser aquellas personas que nos sabemos poner en el lugar del otro, con la misericordia de Cristo, sintiendo también el dolor por el pecado ajeno y juntos poder sanar y ser portadores de sanación para los demás”.

“Me parece que, a través de la formación, poseemos ciertas herramientas que nos servirán en la vida personal para poder ayudarnos unos a otros a caminar con esperanza reparadora, para crear ambientes sanos y también ser capaces de caminar con mucha esperanza y alegría hacia delante”, expresó.

Finalmente, Monseñor Oscar García agradeció a la Comisión de Prevención de Abusos por trasladarse hasta el Decanato Arauco para entregar esta formación y destacó que es un camino que se viene haciendo desde hace algunos años en la Arquidiócesis y que se continuará realizando “para seguirnos formando y teniendo las herramientas para poder lograr lo mejor y poder también seguir sanando desde nuestra realidad”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 09-08-2022