En la casa Alberto Hurtado, sector de Vilches, comuna de San Clemente.

Sacerdotes de la Diócesis de Chillán vivieron retiro anual

En la instancia fueron acompañados por Mons. Alberto Lorenzelli, obispo auxiliar de Santiago.

 
Viernes 30 de Septiembre de 2022
Del lunes 26 al viernes 30 de septiembre, los sacerdotes de la diócesis vivieron su retiro anual, en la casa Alberto Hurtado, sector de Vilches, comuna de San Clemente. La predicación estuvo a cargo de Mons. Alberto Lorenzelli, obispo auxiliar de Santiago, quien motivó a los sacerdotes en diversos temas y dimensiones de la vida sacerdotal. Entre estos temas estuvo la alegría, la sinodalidad, la conversión, la fidelidad, la oración y la misericordia. Los sacerdotes vivieron estos días en un clima de silencio y Fraternidad.

En este sentido, monseñor Lorenzelli señaló que “quisiera expresar sentimientos de gratitud por los testimonios de silencio, de recogimiento y de gran partición en este retiro por cada uno de los sacerdotes, acompañados por el obispo padre Sergio. Las reflexiones nos han llevado a meditar sobre la centralidad de Jesucristo en la vida de un sacerdote a partir de este tiempo sinodal que estamos viviendo para caminar juntos con nuestro Pueblo de Dios”,

“Junto a esto también reflexionar sobre nuestra espiritualidad sacerdotal, que parte fundamentalmente en un camio de conversión, de sanar nuestras heridas y en un camino de oración más intensa y personal con el Señor, y ponernos también en un ejercicio de fidelidad al gran don de la vocación que el Señor nos ha dado. Esto es un proceso de renovación espiritual del clero de Chillán, que con su participación quiere caminar junto al Pueblo de Dios y vivir la experiencia y testimonio de Jesucristo haciéndolo parte de su vida”, afirmó monseñor Lorenzelli.

Sacerdotes
El padre Luis Concha, presente en la actividad, señaló que “la experiencia de estos días de retiro ha ido bastante iluminador, a la luz de los temas que nos ha compartido el obispo Alberto. Siempre estos temas nos van ayudando a renovar nuestra vocación, y servicio, pensando en nuestros feligreses y parroquias. Se trata de renovar nuestra vocación y acompañar a nuestras comunidades cristianas”.

Por su parte, el padre Tomás San Martín, dijo que “la verdad es que este retiro ha sido muy significativo a esta altura del año. También por las temáticas que se han tratado: partimos hablando del Sínodo, del caminar junto al Pueblo de Dios; la oración también ha tenido un lugar privilegiado, ha sido un momento de poder compartir con los presbíteros, pero también de encontrarnos con el Señor, recordar ese primer momento, la primera llamada que el Señor nos hizo. Agradecemos las oraciones que los fieles han estado haciendo por nosotros”.

Fuente: Comunicaciones Chillán
Chillán , 30-09-2022