Bendicen y reinauguran comedor fraterno en Parroquia San Francisco de Asís

La comunidad manifestó su alegría por contar con un espacio para los hermanos más necesitados.

 
Jueves 24 de Noviembre de 2022
Ver Galería
La tarde de este martes 22 de noviembre, se realizó la reinauguración del comedor fraterno Madre Teresa de Calcuta, ubicado en las dependencias de la comunidad Cristo Rey de la Parroquia San Francisco de Asís de Concepción.

En esta instancia, que fue animada por el grupo folclórico Voces de la Laguna, se dio a conocer la historia del comedor fraterno y todo el proceso de remodelación.

El Pro Vicario Pastoral del Arzobispado de Concepción, Padre César Pedreros, bendijo el recinto y a las personas presentes. Mientras que el Párroco de la comunidad, Padre Claudio Salgado, efectuó el corte de cinta para reinaugurar oficialmente el comedor.

El Padre Claudio afirmó que este “es un momento de mucha alegría” y relató que cuando llegó el año pasado vio que los hermanos no tenían un lugar para recibir sus alimentos “y desde allí surgió este deseo de poder habilitar un lugar que fuera más digno para acogerlos y que pudieran servirse dignamente un plato de alimentos. Más aún cuando tenemos como fuente inspiradora a Cristo, en primer lugar, pero también a la Madre Teresa de Calcuta, que quería siempre darle dignidad a nuestros hermanos que estaban en una situación más frágil”.

“Así que es una gran alegría esta reinauguración y también una gran alegría ver que son muchos los que se han sumado a esta obra”, enfatizó.

Asimismo, el Padre César Pedreros expresó que “es una alegría haber podido participar en esta celebración de reinauguración de este comedor fraterno y sobre todo darnos cuenta de que la Palabra de Jesucristo no pasa”.

En ese contexto hizo alusión al capítulo 25 del Evangelio de San Mateo, donde en el versículo 35 dice: “Tuve hambre y me diste de comer”, y destacó que “mientras esa Palabra se siga haciendo vida en medio de nuestras comunidades, vamos a seguir haciendo lo que Dios quiere para todos”.

“Un sueño”

Jaime Riveros, quien es el Coordinador Parroquial, comentó que este comedor funciona desde hace 39 años y durante la pandemia sólo cerraron durante dos meses, ya que la necesidad de las personas los motivó a hacer el esfuerzo de “hacer nuevamente los almuerzos y generar los recursos para mantenerlo”.

Para él esta remodelación y reinauguración es “un sueño que nació de los mismos servidores del comedor”, que se hizo realidad gracias al esfuerzo de ellos y también por “haber encontrado una fundación alemana que nos ayudó enormemente con la parte más gruesa de la cantidad de dinero que necesitábamos para hacer el proyecto”.

“Estoy muy contento y muy feliz, porque ahora tendremos un lugar acogedor y abrigador para quienes que llegan al comedor, que son principalmente personas en situación de calle y también algunos vecinos del sector que están en situaciones desmejoradas”.

Asimismo, Tatiana Godoy, Coordinadora de las Voluntarias del comedor fraterno, manifestó que “no tenemos palabras, porque nunca pensamos que esto iba a pasar, llegó del Cielo y quedó hermoso. Estoy muy orgullosa y contenta, esperando que Dios quiera que los chicos puedan almorzar en su comedor”.

En ese contexto, detalló que son 35 los usuarios del comedor, quienes llegan al lugar de lunes a viernes, pero aclaró que entregan muchos más almuerzos. Además, destacó que “recibimos donaciones de la comunidad parroquial, de las madrinas, de la gente que viene a ayudar, de todas partes nos llegan cositas de alimentación y gracias a Dios nunca nos ha faltado el alimento cada día”.

Por su parte, Héctor Matamala, quien es usuario del comedor, afirmó que esta reinauguración es “una bendición tremenda, que los hermanos van a disfrutar con el tiempo. Hay harta necesidad, hay harta gente que no tiene a dónde comer y esta es una bendición que se abre para los hermanos, porque la cosa está difícil, los tiempos están difíciles”.

En ese sentido, expresó que “usted sabe cómo está el mundo, que está girando muy rápido y el amor de mucha gente se está enfriando, entonces las tías nos reciben en este comedor, nos devuelven la dignidad al ser humano, a aquellas personas que tocan esta puerta y tienen un platito de comida, tienen una ayuda muy grande. Que Dios bendiga mucho a este comedor”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 24-11-2022