Monseñor Morales: “Hombres como don Fernando Ariztía nos muestran que, si la Iglesia no es profética, no es Iglesia”

Iglesia de Copiapó recordó a monseñor Fernando Ariztía a 19 años de su Pascua.

 
Viernes 25 de Noviembre de 2022
Ver Galería
Al cumplirse 19 años desde su partida al encuentro con el Señor, se celebró este 25 de noviembre al mediodía, una misa en memoria de monseñor Fernando Ariztía, recordado obispo emérito de Copiapó.

La misa fue presidida por el obispo, Monseñor Ricardo Morales, junto a sacerdotes y diáconos. En su homilía, el obispo dijo que “la presencia de don Fernando fue brote de esperanza, cuando en Chile existía una cultura de muerte; cuando el mal parecía tener la última palabra, el Señor fue capaz de suscitar hombres y mujeres como don Fernando, que fueron brotes de esperanza, esto llenó a mucha gente de consuelo, levantó corazones desesperanzados”. Dijo que “fue el brote verde que en medio del invierno anuncia que hay vida”. Don Ricardo mencionó las palabras del Papa Francisco en su Carta al Pueblo de Dios que peregrina en Chile, que dice que la Iglesia debe crecer en profetismo: “Hombres como don Fernando nos muestran que, si la Iglesia no es profética, no es Iglesia”. Pidió no esperar ese profetismo “solo de los pastores, toda la Iglesia debe ser profética, anuncia y denunciar, no tener miedo, levantar la cabeza, porque Cristo vence sobre toda muerte y todo pecado” y concluyó que “con esa certeza en el corazón sepamos construir una Iglesia fundada en la esperanza de Cristo”.

La misa finalizó con los sacerdotes y diáconos dirigiéndose a la cripta donde descansan los restos de don Fernando, para hacer oración, tras la capilla del Santísimo, en la Catedral.

Don Fernando Ariztía fue obispo de Copiapó entre 1975 y 2001, luego se trasladó a Osorno. Volvió el año 2003 a pasar sus últimos meses junto a la comunidad de Atacama, personas a las que consideraba su familia.

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Copiapó, 25-11-2022