Homilía Te Deum de Acción de Gracias
  Descargar Archivo (PDF)

Homilía Te Deum de Acción de Gracias

Fecha: Sábado 18 de Septiembre de 2004
Pais: Chile
Ciudad: Antofagasta
Autor: Mons. Patricio Infante


1. Un signo de grandeza moral y espiritual es la de los pueblos que contemplan en sus agendas momentos de oración ante Dios para alabarlo y darle gracias.

En nuestro país es la solemne ceremonia del TE DEUM, el momento en que reconocemos la providencia de Dios que en tantas y en tan diversas formas nos ha ido haciendo crecer a través de la historia. Agradecemos la belleza y riqueza de la naturaleza del país que nos entregó. También damos gracias por la idiosincrasia de su gente sencilla, esforzada y acogedora; agradecemos la fe de un pueblo mayoritariamente creyente y por la Iglesia que con la palabra de Dios, lo ha acompañado en toda su historia, llamándolo permanentemente, y a veces en forma apremiante a vivir en fraternidad, en justicia, paz y solidaridad.

El pueblo de Dios, la Iglesia, tiene clara conciencia y experiencia de que un país, no se construye sin Dios. La Biblia en el salmo 126, lo expresa claramente: “Si el Señor no construye la casa, en vano se afanan los albañiles”. Dios está donde la sociedad se construye con cimientos de verdad, justicia, libertad y solidaridad. Dios no está en el fraude, en el egoísmo, la mentira, la injusticia, el vicio y el terrorismo.
2. En estos días de Fiestas Patrias abundan las manifestaciones, se embanderan las casas, hay cintas tricolores, música y canciones de tradición chilena, ramadas, desfiles, etc. Frente a esa simbología es bueno preguntarse: ¿Qué es Chile? Se reduce a esos símbolos, muchos de los cuales se guardan hasta el próximo año? ¿O Chile es simplemente un territorio que va desde Arica a Punta Arenas? ¿O desde la cordillera al mar? ¿O es algo más?.

Hacer un país es acoger un don y un llamado de Dios a vivir juntos y construir una historia común, la expresión “Hacer Patria” significa, en primer lugar, aprender a vivir juntos, haciéndonos responsables de la historia común.

3. Nos preparamos ya para celebrar en seis años más, el Bicentenario de nuestra Independencia Nacional, el 18 de Septiembre de 2010.

Los acontecimientos fundacionales marcan la vida de los pueblos. Es lo que aconteció con la muerte y resurrección de Cristo. Es lo que sucedió en la historia del Pueblo de Dios con el paso de la esclavitud a la libertad y es lo que acontece en la historia patria, con la fecha de la fundación de nuestras ciudades y, particularmente, con la fecha de nuestra independencia nacional.

Con ocasión de este aniversario patrio y en este momento de oración, es oportuno reflexionar, con visión cristiana sobre dos temas, con miras al Bicentenario que son gravitantes en el desarrollo del país: la política y la democracia.

4. Los políticos y su acción política, son esenciales para el desarrollo de una sociedad libre y soberana. Se requiere de la política y de las leyes.

El sentido político se ha ido debilitando y en ocasiones se ha degradado. ¿Cuáles son algunos síntomas de este debilitamiento? En ocasiones queda la impresión de una impotencia política. La opinión pública tiene el sentimiento que los diversos gobiernos son impotentes para resolver en plenitud grandes problemas actuales, y para diseñar con visión de futuro un porvenir: se multiplican las medidas y las ayudas públicas, pero el desempleo permanece en forma preocupante y la pobreza todavía es dura. Hombres y mujeres comprometidos en política, aparecen a menudo incapaces de activar reformas profundas y necesarias, de anticiparse al futuro. La criminalidad y la delincuencia no se detiene, y lo que ahora es más grave, activada también por niños y jóvenes, lo cual ha ido creando un ambiente de mucha preocupación, temor e inseguridad. Falta mayor cohesión social entre personas y entre partidos con miras al bien común.

La política tiene como ambición el “vivir juntos” personas y grupos, de tal forma de no sentirse entre si, como extranjeros. Otro anhelo de la política es también el trabajar por el “bien común” que es más que la suma de intereses individuales, particulares o colectivos. El bien común comprende el conjunto de condiciones de la vida social que permiten a los hombres, a las familias y a los grupos, poder realizarse en forma más completa y expedita.

La violencia está en el corazón de la condición humana. Uno de los fines de la política es vencerla, dominarla en todo lugar donde se haga presente: en la delincuencia, criminalidad, terrorismo e injusticias flagrantes. Más allá de las instituciones policiales del Estado; la política debe buscar cómo sustituir la violencia, con el derecho y con el diálogo.

Muchas veces la Iglesia ha destacado el compromiso político, como necesario e indiscutible. Los abusos o debilidades que puedan denunciarse no se pueden convertir en el árbol que no deja ver el bosque, de todos aquellos que, animados por el celo de la justicia y solidaridad, se entregan con generosidad y desinteresadamente al trabajo del bien común, coincidiendo su actividad como un servicio y no como un medio para satisfacer ambiciones personales. Denunciar la corrupción, no es condenar la política en su conjunto.

Otro aspecto importante para el desarrollo de los pueblos es la democracia. A lo largo de la historia y en la diversidad de civilizaciones, las sociedades han experimentado varios tipos de organización política. Muchos países, y entre ellos el nuestro, el “vivir juntos” lo realizan en el marco de la democracia. Esta no suele satisfacer completamente las expectativas de los hombres pero, en su tipo occidental, fundada en el equilibrio de los poderes y la soberanía de un pueblo de ciudadanos iguales en derecho, aparece la democracia como el modelo más humanizante, aunque siempre con la posibilidad de mejorarla.

La democracia tiene necesidad de virtud en los dirigentes y en los mismos ciudadanos, ella tiene necesidad de una ética que se apoya en un sistema de valores esenciales: la libertad, la justicia, la misma dignidad de las personas, lo que llamamos comúnmente el respeto a los derechos humanos. Sin embargo es necesario estar atentos a algunos aspectos del funcionamiento democrático que pueden erosionar su virtud, particularmente cuando una decisión se estima válida, por el sólo hecho de que es fruto de un voto mayoritario.

No hay democracia verdadera sin comportamientos democráticos: aprender a conocer y a reconocer al otro; privilegiar el debate más que el combate; fortalecer el diálogo, y el sentido de compromiso; hacer prevalecer la razón sobre la pasión; excluir el uso de la violencia y de la mentira.

La democracia supone, antes de elegir, la reflexión y el debate, la información y el análisis. Es el rol indispensable de los partidos políticos: alimentar el debate público. Debe lograrse una democracia de participación. Los primeros lugares de la socialización del niño y del joven son la familia y la escuela. Hace casi 10 años el Papa Juan Pablo II decía: “Yo les pido a los jóvenes del año 2000 estar vigilantes frente a la cultura del odio y de la muerte que se manifiesta. Rechacen las ideologías estrechas y violentas. A Uds. se les confía la misión de abrir caminos nuevos para la fraternidad entre los pueblos, para construir una familia humana única” (8 de mayo de 1995).

La Iglesia no se aparta de su misión cuando habla sobre materias políticas, porque habla del hombre y la humanidad. ¿Cómo recordar aquí las palabras de Dios a Caín: ¿Qué has hecho con tu hermano?.

Los cristianos, como lo expresa la Palabra de Dios que escuchamos recientemente del evangelio de San Marcos, afirmamos que la política no es el todo en la vida humana, ya que para ellos el hombre no se realiza plenamente más que en Dios: “Escucha Israel: el Señor nuestro Dios, es el único Señor. Al Señor tu Dios amarás con todo tu corazón, con toda tu mente y con todas tus fuerzas y al prójimo como a ti mismo” (Mc 12, 29-32).

La Iglesia no tiene competencia técnica propia ni poder institucional con finalidad política, pero sí está llamada a estimular las energías espirituales y a recordar el rol fundador de valores de trascendencia y de espiritualidad para la construcción de un mundo más digno del hombre, hijo de Dios.

Con motivo del Bicentenario, la Iglesia Católica de Chile ha elaborado recientemente un documento de trabajo con el fin de convocar a todos los constructores de la sociedad, para buscar en sus grupos y movimientos respectivos, cómo discernir, cómo actuar con los otros creyentes y con los hombres de buena voluntad. El documento se titula: “En Camino al Bicentenario”.

Pongamos estas reflexiones básicas y la voluntad de aportar cada uno para hacer de Chile una gran nación, en manos de nuestra Madre y Patrona la Santísima Virgen del Carmen.

Así Sea.
Buscador
 


Destacados

2023  -  2020  -  2019  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1961  -  1959

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1997  -  1994  -  1993  -  1992  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1973  -  1968  -  1966  -  1964  -  1962  -  1961  -  1959  -  1958  -  1957  -  1956  -  1953

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1985  -  1981  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968  -  1967  -  1964  -  1961  -  1960  -  1959  -  1957  -  1952

2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  1989  -  1988  -  1970

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1988  -  1985  -  1981  -  1978

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1957  -  1952

2023  -  2014  -  2008  -  2007  -  2006  -  2002  -  1987  -  1985  -  1981  -  1978  -  1976  -  1975  -  1973  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968

2022  -  2018  -  2016  -  2014  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2000  -  1996  -  1995  -  1991  -  1977  -  1974  -  1973  -  1967  -  1955

2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2014  -  2013  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1998  -  1995  -  1994  -  1992  -  1987