Fuego por tres

Coyhaique

Fuego por tres

Niños, jóvenes, adultos y viejos celebraron en tres puntos de la ciudad la llegada del Espíritu Santo al Vicariato Apostólico de Aysén.

 
Martes 22 de Mayo de 2018
Ver Galería
En Casa “Belén” los panderos y guitarras se unirían durante toda la noche bajo la guía de la Renovación Carismática. Así, en uno de los momentos programados una hermana presente inició una emotiva y profunda oración de perdón.

Todos, a coro, murmuraban una sencilla melodía con la frase “así es el Señor, que me abraza”, y con los ojos cerrados decían ¡Amén! y alzaban sus brazos alabando al Espíritu.

En el mismo lugar, acompañando el canto, el ritmo y la oración, el obispo vicario de Aysén, Luis Infanti, quien acababa de llegar desde Roma tras el encuentro de toda la conferencia episcopal con el Papa Francisco, pasó a saludar y a participar de un instante fraterno con los presentes.

Minutos antes el mismo padre obispo compartió la oración con 160 jóvenes convocados en el liceo Juan Pablo II, donde los invitó a ser protagonistas de una Iglesia joven y a sumarse al llamado de Francisco a ser “artesanos de paz y unidad”.

Más temprano en la catedral de Coyhaique, adornada con globos rojos y amarillos, niños y niñas de todas las comunidades de la ciudad junto a sus familias y catequistas, presentaron creativamente uno a uno los dones del Espíritu Santo.

Y en toda Patagonia chilena, en diversos horarios y lugares, las comunidades del vicariato se reunieron para recibir el “Fuego de Dios” que los animará en estos días de crisis, cambios profundos y esperanza a ser una Iglesia servidora, profética y en “salida”.

Fuente: Comunicaciones Aysén
Coyhaique, 22-05-2018