Día de Fiesta en el Santuario de La Candelaria

Día de Fiesta en el Santuario de La Candelaria

Séptima jornada de fiesta fue dedicada a los niños y niñas.

 
Jueves 03 de Febrero de 2022
Ver Galería
La mañana del miércoles 2 de febrero se celebró en el Santuario de La Candelaria la Bendición virtual de los niños. Fue una celebración a puertas cerradas, sin fieles en asamblea. Monseñor Ricardo Morales presidió esta liturgia. En su homilía, el obispo dijo que los niños "confían en sus padres, pero no es una confianza ingenua, es muy lúcida, el niño sabe muy bien en quién puede confiar, y los sabe porque en quien confía le demuestra amor". Enfatizó: "La Virgen tiene en sus brazos al niño Jesús y ese niño quiere bendecirlos a ustedes, niñas y niños, acercarse a sus vidas y darles esa protección del Señor, por manos de la Virgen, nuestra Mamá del cielo. Digámosle con fe: Madre mía, muéstrame a tu hijo, para que Él me pueda bendecir y acompañar y pueda confiar en que no estoy solo, que siempre tengo a un buen Padre Dios y a una Mamá que me cuida y acompaña".

Después de esta liturgia, el obispo salió al patio del santuario, donde estaba ubicada la imagen histórica de La Candelaria recibiendo la veneración de las y los peregrinos.

En la novena de la tarde, el obispo habló sobre la relevancia de aconsejar y pedir consejo, como un ejercicio de la virtud de la prudencia. "Cualquier realidad eclesial debe tener presente esta virtud. Entre más consejos pidamos más estaremos acercándonos a esa faz de Cristo que queremos reconocer en la iglesia a todo nivel".

La sencillez fue el tema central de la homilía de la misa vespertina. Habló de Maríá y José, "que llevaron al templo la ofrenda de los pobres", y quienes reconocen a Jesús en el templo son dos ancianos, Simeón, que está a la espera del Salvador, "la espera es la condición del pobre" dijo el obispo, y Ana, "viuda, siempre en el templo, que vive en la pobreza". Eso lo vinculó a Mariano Caro Inca, arriero que encontró la imagen de La Candelaria hace 242 años. "Mariano no es un potentado, un famoso, es un hombre sencillo, un arriero. La virgen elige para manifestarse a gente sencilla" y resaltó: "Hoy que celebramos a La Candelaria, el Señor lo que nos pide esa sencillez humildad en la vida. Cuánta falta nos hace ser humilde. La Virgen nos enseña al acercarse con la ofrenda de los pobres; nos enseña Simeón y Ana; Mariano Caro Inca. Todos tenemos que corregirnos en esto en ser humildes y sencillos, como la gente sabia".

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Copiapó, 03-02-2022