Peregrinación juvenil inició mes de María en Aysén

Peregrinación juvenil inició mes de María en Aysén

 
Martes 09 de Noviembre de 2004
Más de 300 jóvenes procedentes de las ciudades de Puerto Aysén y Coyhaique peregrinaron hacia la cascada de la Virgen el pasado sábado 6 de noviembre motivados por su fe y su amor a María, dando inicio así al Mes de María.

Con el lema “Con María llamados a la Misión”, la Pastoral Juvenil del Vicariato Apostólico de Aysén motivó a los jóvenes de ambas parroquias a caminar y comprometerse con la Virgen María en este mes dedicado a Ella.

Según explicó la Hermana Hilda Cornejo, asesora de la pastoral juvenil, este lema tiene un sentido que va más allá, pues está ligado a la Misión Juvenil que se realizará en todas las Diócesis de Chile el próximo año “queremos iniciar el mes de María, pero proyectándolo a la Misión del 2005. Entonces desde ahí empezamos con este lema (…), esa es la motivación profunda de la peregrinación, y todo lo que vamos a realizar durante todo este tiempo”, indicó.

Por su parte, los jóvenes, protagonistas de esta peregrinación, se manifestaron fortalecidos por el espíritu y el ánimo presente durante todo el trayecto de la caminata. Así lo constató Erwin Sandoval, quien dijo que había sido una jornada agotadora, pero la amistad y la satisfacción de alcanzar el objetivo lo animó a seguir peregrinando.

Marta, quién peregrinó desde Coyhaique, señaló que esta es la quinta vez que realiza la peregrinación y que su principal motivación es “en primer lugar por agradecimiento al sí que dijo María, y como una forma de sentirme más cerca de Ella”, puntualizó.

A su vez, Cristina, quién participa en confirmación en la parroquia de Coyhaique, indicó que aunque el trayecto fue agotador su animo no decayó y que “en confirmación nos han enseñado hartas cosas, y una de ellas es la fe, y yo por lo menos a la Virgen le tengo harta fe, y por eso es una de las cosas que me motivó a venir”, aseveró.

La peregrinación culminó con la Santa Misa, presidida por el Obispo Vicario Apostólico, Monseñor Luis Infanti de la Mora, quién durante la homilía destacó que todos estamos llamados a ser casa de oración, lugar donde Dios pueda residir, como pudo residir en la Virgen María.

Agregó que el espíritu es el que Obra en cada uno, y ese mismo espíritu fue el que motivó a cada uno de los peregrinos a llegar hasta allí. “Ciertamente que empezar el mes de María con este espíritu de comunión (…) es un signo para toda nuestra región, porque lo empezamos en el nombre de María, porque queremos iniciar un mes especial, donde Ella nos convoca para ser más fieles a Jesús”, sostuvo.

Monseñor Luis Infanti finalizó su homilía instando a los jóvenes a asumir una actitud de oración, sobretodo para que el Señor los ayude a abrirse a otros jóvenes que no conocen y están lejos de Dios y así contribuir a evangelizar durante la Misión Juvenil que se realizará el próximo año en todas las diócesis de Chile, incluyendo el Vicariato Apostólico de Aysén.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Aysén, 09-11-2004