Coyhaique

Docentes de religión incorporan el enfoque de género en sus prácticas educativas

En el marco del perfeccionamiento continuo de docentes de religión católica el Vicariato Apostólico de Aysén ofreció el curso "Incorporación del enfoque de género en las prácticas educativas. Caminos para superar brechas y desigualdades", que impartió María Cecilia Fernández Darras, doctora en ciencias humanas mención discurso y culturla, actual académica de la universidad católica de Temuco, en la Casa “Belén” de Coyhaique.

 
Miércoles 19 de Diciembre de 2018
Ver Galería
Generaciones jóvenes y mayores de docentes de religión, 43 en total, de colegios y liceos de toda la región Aysén participaron en esta convocatoria aportando riqueza al debate y reflexión sobre la diversidad sexual y la identidad de género.

“El propósito del curso —indicó la doctora Fernández— fue entregar un marco conceptual lo más actualizado posible y ofrecer estrategias y metodologías que permitan a los docentes desarrollar mejor su labor; enfrentar de buena forma los nuevos desafíos que la sociedad presenta; y sentirse mejor preparados para acoger a sus estudiantes al comprender las situaciones de desigualdad y brechas que hay en el sistema escolar, y avanzar su disminución y erradicación”.

Desigualdades y brechas de género que en la educación se aprecian en los resultados a nivel nacional de los aprendizajes; la segregación sexual en la elección de determinadas carreras profesionales; y la falta de respeto a la diversidad u orientación sexual.

En el desarrollo del curso —explicó la académica— lo primero “fue hacer un diagnóstico y para luego entender las diferencias entre género, sexo, estereotipos de género, sexismo; comprender la diversidad sexual para detectar las diferencias entre una orientación sexual, entre la identidad de género; y finalmente ofrecer herramientas a incorporar desde la perspectiva de género en las prácticas docentes”.

Recepción y desafíos

En cuanto a la recepción de los docentes ante el tema la profesional aseguró que “ha sido una gran experiencia para mi ya que es primera vez que trabajo con profesores de religión y, efectivamente, se ha dado mucho debate, discusión y reflexión respecto de las necesidades ante las cuales hay que estar mejor preparados”.
“Para mi gusto —agregó— la recepción ha sido estupenda; sienten la necesidad de, incluso, avanzar un poco más, tener más herramientas para poder abordar realidades que se presentan en lo cotidiano”, manifestó Fernández.

Las dificultades que en general derivan del tema identidad de género para la sociedad chilena, añadió la doctora Fernández, “en gran parte están relacionados con las actitudes de las personas que están basadas en prejuicios y estereotipos. El desafío es poder conocer, informarnos, estudiar más sobre estos fenómenos que no son modas; son situaciones que forman parte de nuestra sociedad y que han existido siempre”.

“Lo importante es trabajar en base a principios universales del humanismo cristiano que tienen que ver con el respeto a la dignidad humana, a la diversidad, la no discriminación; para poder ser más acogedores, empáticos y contribuir en la construcción de una sociedad que más justa social y espiritualmente”, enfatizó la doctora Fernández.

Iglesia en salida

María Soledad Cifuentes, encargada vicarial de educación y cultura, explicó que “el tema de identidad de género el Vicariato Apostólico de Aysén lo ha estado trabajando, todo el año 2018, a través de diferentes tipos de encuentros con docentes y equipos directivos, y este año para el curso de profesores de religión también se pensó que era importante el tema de la identidad de género desde la práctica pedagógica”.

“¿Con qué criterios —se pregunta la encargada de educación— los docentes acompañan la realidad que vivencian todos los días en la sala de clases?”. Y se responde: “Todo lo que acontece en la sociedad los profesores y profesoras lo encuentran día a día en el aula, y más aún el profesor de religión que está llamado por oficio a acompañar la vida de sus estudiantes. Los docentes necesitan conocer científicamente el tema para poder acompañar desde el evangelio”, precisó.

“Como Iglesia en la Patagonia y como área de educación vicarial tenemos que ponernos en el camino que nos pide el Papa Francisco de ser una ‘Iglesia en salida’, y no quedarnos solo en palabras bonitas. Nosotros tenemos que salir y encontrarnos con la realidad de todos los días”, subrayó Cifuentes.

Fuente: Comunicaciones Aysén
Coyhaique, 19-12-2018