Expertos chilenos y extranjeros en Derecho Canónico reunidos en Concepción

Con la presencia de canonistas de todo el país, se desarrollan hasta el 12 de julio, en Concepción, las XXXIV Jornadas de la Asociación Chilena de Derecho Canónico y la participación de destacados especialistas extranjeros.

 
Lunes 08 de Julio de 2019
Ver Galería
La actividad se inauguró, este lunes 8 de julio, en el salón de actos de Casa Betania y la presencia de los profesores invitados, Luis Felipe Navarro, rector de la Universidad Santa Cruz de Roma y Carmen Peña García, académica de la Universidad de Comillas, España. La clase inaugural (Lectio inauguralis) estuvo a cargo de monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, con el tema “La eutanasia a la luz de la moral y el derecho”.

El presidente de la Asociación, Pbro. Francisco Walker, señaló que cada año se realiza una jornada de una semana de estudio y reflexión de los canonistas del país, instancia para conocerse, aprender y formarse, servir mejor a la Iglesia, en el ámbito de la justicia. Participan alrededor de 40 personas, provenientes de distintos puntos del país, entre Antofagasta y Ancud.

Habitualmente, las jornadas se han celebrado en Santiago o Valparaíso y por primera vez se sale de dichas fronteras.”Estamos muy contentos de celebrarlas ahora en Co0ncepción. Cada año invitamos a uno o dos profesores del extranjero. Este año tenemos invitados al director de la Universidad Santa Cruz de Roma, el padre Luis Felipe Navarro, quien hablará de los clérigos, del derecho de los sacerdotes, de la vida de los sacerdotes a la luz del Derecho Canónico y también la presencia de la Dra. Carmen Peña, de la Universidad de Comillas, España, quien abordará algunos aspectos del derecho matrimonial y del proceso matrimonial”, confirmó el padre Walker.

El sacerdote precisó, sobre la importancia de las jornadas que “el derecho canónico es la instancia de justicia al interior de la Iglesia y hacer justicia, en los distintos ámbitos, como la familia, matrimonio y en temas de disciplina e incluso penales, como se ha visto en el último tiempo. Es necesario formarse y capacitarse. Además, el Santo Padre continuamente nos está dando orientaciones, nuevas indicaciones, hay problemas nuevos y también hay es importante compartir la experiencia. Es fundamental escuchar los problemas que se están viviendo en otros lugares y cómo enfrentan esos problemas, para aprender de otros”.

Se refirió, además, que hay bastante laicos que se han capacitado en derecho canónico. Sin ser preciso en las cifras, comentó que hay un 60% sacerdotes y 40% laicos. “Y cosa interesante. En este porcentaje de laicos, diría que la mayoría son mujeres. Esto se valora, el Concilio Vaticano II ha reconocido el rol del laico al interior de la vida de la Iglesia y el ámbito de la justicia y del derecho, están muy capacitados para colaborar. Tienen que formarse bien, tenemos varios laicos licenciados en Derecho Canónico, incluso, uno que es doctor en Derecho Canónico y eso es un gran aporte”, enfatizó.
El padre Luis Felipe Navarro, rector de la Universidad Santa Cruz de Roma, abordará temas que se refieren al clero desde el punto de vista de la formación, de los candidatos y de la actuación pastoral de los sacerdotes. “La situación actual no es un tema en Chile, sino en todo el mundo y el futuro de la Iglesia pasa por una reformación adecuada de quienes serán ministros sagrados y esa es una gran responsabilidad y es importante hacerlo bien para secundar la gracia de Dios”, puntualizó.

Expresó, además, que el Santo Padre ha estado preocupado de este tema. “Nos pide que se hagan las cosas bien, porque los ministros sagrados bien formados ayudarán mucho al pueblo de Dios de acercarse mucho más al Señor y ser esos santos de la de la puerta de al lado, que habla tanto el Papa. Eso es muy necesario que haya sacerdotes bien formados”.

La doctora Carmen Peña, profesora de la Universidad de Comillas de Madrid, como experta en derecho matrimonial y procesal, abordó aspectos de la reforma del proceso canónico matrimonial, que el Papa Francisco reformó en 2015, a través del Motu proprio Mitis Iudex Dominus Iesus, que introduce importantes modificaciones en los procesos para la declaración de nulidad del matrimonio. “Es una oportunidad y llamado a la Iglesia a que favorezcan el acceso de los fieles en situaciones matrimoniales difíciles, para que puedan ver su caso y a lo mejor anteriormente fue nulo y a lo mejor esas personas se sienten alejadas de la Iglesia y que los tribunales estén cercanos y sean accesibles y que funcionen lo mejor posible. Ahí estamos los canonistas intentando que el proceso sea ágil, accesible a las personas y se juzgue en justicia y sobre la verdad del matrimonio anterior ya fracasado”, indicó.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 08-07-2019