Candidatos al diaconado permanente del Limarí recibieron ministerio del Lectorado

En la parroquia El Divino Salvador de Ovalle, los cinco postulantes dieron un nuevo paso camino a su Ordenación.

 
Lunes 08 de Julio de 2019
Ver Galería
Como signo de un testimonio fiel al servicio del Señor y su Iglesia, cinco candidatos al diaconado permanente del Limarí recibieron el Ministerio del Lectorado la tarde de este domingo 7 de julio en la parroquia ubicada en el sector oriente de la ciudad de Ovalle.

La celebración de la Eucaristía, en que les fue conferido este paso previo a la ordenación diaconal, fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, en compañía del P. Gerardo Soto, párroco de la comunidad, quien detalló sobre el ejemplo que significa este acontecimiento. “El tiempo que ellos dedican para estudiar y prepararse en ser buenos servidores para la Iglesia de Cristo es digno de admiración. Que su muestra de amor por el Señor los acompañe siempre, al igual que a sus esposas, hijos y seres queridos, que son un pilar fundamental en todo este proceso”, destacó.

Uno que ha estado presente en el camino de formación vocacional de los candidatos es el P. José Luis Flores, director de la Escuela Diaconal San Lorenzo de la Arquidiócesis, quien expresó la importancia de seguir alimentando el espíritu en este recorrido. “Un aspecto fundamental es prolongar constantemente el amor por el Evangelio, traducido en la lectura y discernimiento de lo que el Señor nos transmite en las Sagradas Escrituras. Ello debe estar presente en todo momento, hacerlo vida en su ministerio personal, familiar, laboral, entre otros”.

Los candidatos que fueron instituidos como lectores son Roberto Cortés, perteneciente a la parroquia San Vicente Ferrer de Ovalle, así como también Alfonso Berríos, Belmar Candia, Carlos Hidalgo y Tito Navea, de la comunidad El Divino Salvador de la capital limarina. Este último, manifestó la importancia que representa en su vida este paso. “El servicio al Señor es de las cosas principales que tengo en mi vida, así como también mi familia y seres queridos. Estoy muy feliz por este sendero que he decidido recorrer, ayudado por el llamado que Jesús me ha hecho. Agradezco a quienes me han acompañado y espero ser digno para recibir, en algún tiempo más, la convocatoria definitiva que significa el diaconado permanente”.

Discípulos misioneros

Además, en la especial jornada vivida en la parroquia ovallina, también recibieron el sacramento de la confirmación 99 jóvenes y adultos pertenecientes a la comunidad. Sin lugar a dudas un verdadero ejemplo de vocación que en alegría fueron testigos. El catequista, Luis Burgos, comentó que “esta verdadera fiesta es un gran gozo en el corazón de todos los que somos animadores. Ver que a pesar de las dificultades, hay gente que ama y necesita al Señor. Nosotros felices de seguir sembrando para la gloria de Jesucristo”.

Fuente: ComunicacionesLa Serena
Ovalle, 08-07-2019