Entrega del nuevo Programa de Religión Católica

El documento fue elaborado por el Equipo Gestor coordinado por el Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile, el cual será sometido a una revisión externa antes de ser presentado a la División General del Ministerio de Educación en el mes de septiembre, a fin de que sea aprobado oficialmente.

 
Miércoles 14 de Agosto de 2019
Ver Galería
El Área de Educación de la CECh, desde el 2018 ha estado impulsando un proceso de renovación del programa de religión católica, marcado por la participación de la mayor cantidad de actores que gravitan en la educación religiosa escolar del país, especialmente sus profesores.

Para ello se convocó a los profesores y profesoras de Religión católica, a las Vicarias para la Educación de cada diócesis, a las congregaciones religiosas con carisma educacional y a los centros de formación pedagógica, a colaborar en este proceso y contribuir con su esfuerzo académico, profesional y pastoral para que la asignatura de Religión sea un aporte valioso, reconocido y formativo en todas las aulas chilenas.

Con el fin de coordinar y elaborar la redacción del Programa de Religión católica, se constituyó un Equipo Gestor en permanente diálogo con la Comisión EREC, con la Comisión Capítulo Chileno de Universidad Católicas, más representantes de cada diócesis.

Tras meses de trabajo, el Equipo Gestor se reunió en la CECh para entregar la propuesta de nuevo Programa de Religión Católica. Daniel Morales Figueroa, coordinador del equipo, destacó la importancia de dos aspectos de este documento: “Es un programa de asignatura y bases curriculares de religión católica que está muy en la línea del actual marco curricular nacional. Hemos asumido todos los objetivos generales de educación de la Ley General de Educación, los objetivos de aprendizaje transversal, elementos de planificación y de evaluación, que hoy en día todos los profesores del país están siguiendo de acuerdo a los instrumentos curriculares”, agregando además que “este programa quiere plantear una nueva comprensión de la asignatura de religión en cuanto a desarrollar la religiosidad y la espiritualidad de los estudiantes, respetando la libertad, la conciencia de cada uno de los estudiantes sin imponer ningún credo a su situación cultural y familiar. Hay una apertura en ese sentido, de un enfoque antropológico cristiano donde lo fundamental no son los contenidos, ni la transmisión de ellos, sino más bien el desarrollo de habilidades para la vida de estudiantes y familias que tienen una opción religiosa creyente y formar esa dimensión en la persona humana”.

Fuente: Comunicaciones CECh
CECh, 14-08-2019