Jueves Santo en Iglesia Catedral de Valparaíso

Al término de la Eucaristía, don Pedro Ossandón llevó al Santísimo hasta el sagrario de la capilla realizando un momento de Adoración.

 
Jueves 09 de Abril de 2020
Ver Galería
En la Iglesia Catedral de Valparaíso, Mons. Pedro Ossandón, Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso presidió la celebración de la Misa de la Cena del Señor la que fue transmitida por la FanPage de Comunicaciones Diócesis de Valparaíso y Radio Stella Maris.

“Les doy un mandamiento nuevo: Ámense los unos a los otros, como Yo los he amado” (Jn. 13, 34) fue el tema central de la homilía que don Pedro Ossandón realizó en la Misa de Jueves Santo. Recordó que hoy celebramos la institución de la sagrada Eucaristía y del orden sacerdotal, y el mandato del Señor sobre la caridad fraterna. “Es por esta razón que hoy damos gracias a Dios por los sacerdotes, especialmente de nuestra Diócesis de Valparaíso, a quienes saludo con afecto y gratitud. Gracias por el testimonio humilde de oración, conversión, comunión y servicio pastoral que los sacerdotes de la Iglesia de Valparaíso han ofrecido generosamente en estos días de pandemia, la que nos ha mostrado con más claridad, la gravedad de los problemas sociales de los más pobres de nuestro País”.

“El regalo de la Eucaristía y del Sacerdocio que Jesús nos dejó es una gracia de su amor. Es tan inmenso su amor, que lo demuestra dando su vida sabiendo que sus propios amigos y colaboradores no entendían el gesto de Jesús en ese momento. Lo hace porque sabe que el amor misericordioso que nos trae el perdón y la paz es más fuerte que la muerte, el pecado y el demonio. Es por esta razón que Jesús nos deja el don del Sacerdocio y el don de la Eucaristía, porque nos dio un mandamiento nuevo que da la Vida Eterna: “Ámense los unos a los otros, como Yo los he amado”

“Es tan elocuente el gesto voluntario de Jesús que nos vuelve a impresionar su libre decisión de ofrecer su Vida. Jesús no enfrenta su muerte como una fatalidad del destino, o porque ‘no le quedaba otra’, ni mucho menos porque se quería victimizar para impactarnos como último recurso. No, Jesús ofrece su vida en la Cruz porque decidió llevar hasta el extremo su amor: “que no se haga mi voluntad, sino la tuya” le dice Jesús a su Padre en la oración del Huerto. Y enfrenta su Pasión perdonando a todos, no alzando la voz, buscando la conversión de sus más crueles perseguidores y verdugos, abriendo las puertas del paraíso al ladrón arrepentido, entregando a su Madre al discípulo amado y éste al cuidado de su Madre”.

“Queridos sacerdotes y querida comunidad de la Diócesis de Valparaíso. En estos días de crisis social y sanitaria, y también de crisis eclesial, decimos con todo el corazón: ¡Cuánto echamos de menos la Misa! ¡Cuánto nos echamos de menos los sacerdotes y los fieles laicos para encontrarnos como comunidad de fe, esperanza y caridad! Hablando con ustedes en estos días, coincidimos que - sobre todo esta pandemia - nos ha hecho detenernos. Estábamos en un ‘rapidismo’ desenfrenado que nos estaba haciendo muy mal. Hemos vuelto a descubrir la importancia de la fe, la unidad, la comunidad pastoral, el cuidado de la vida y el servicio solidario de la misión evangelizadora. En esta cuarentena hemos vuelto a descubrir el silencio como antesala de la oración profunda y la vida contemplativa. Al preparar la Eucaristía ‘on line’, hemos redescubierto el tiempo para la preparación de la Homilía, escuchando atentamente y sin apuro a Jesús en la Sagrada Escritura y en los signos de los tiempos. Es tiempo para volver a dar gracias a Dios por el don del Sacramento del Orden y reavivar el amor primero para implorar la gracia de la conversión y de la santidad. Tiempo para dejarnos perdonar y para ofrecernos la alegría pascual de reconciliarnos para seguir en comunión a Jesús nuestro Señor. Tiempo para dar gracias a Dios porque somos una sola familia, la Iglesia santa de Jesús”.

Al término de la Eucaristía, don Pedro Ossandón llevó al Santísimo hasta el sagrario de la capilla realizando un momento de Adoración.

Las celebraciones de Semana Santa desde la Iglesia Catedral de Valparaíso se transmitirán desde la Fan Page de Comunicaciones Diócesis de Valparaíso: https://www.facebook.com/ComunicacionesDiocesisdeValparaiso/ y por Radio Stella Maris www.radiostellamaris.cl o 63 AM.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso
Valparaíso, 09-04-2020
Documentos Adjuntos: