Iglesia de Santiago vivió 48 horas de oración por las vocaciones

Con el lema "Ven y Sígueme" y en el marco del Domingo del Buen Pastor y la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, la Arquidiócesis de Santiago ha elaborado una serie de actividades y recursos para vivir el mes de las vocaciones durante todo mayo.

 
Martes 05 de Mayo de 2020
Ver Galería
Así, en un trabajo en conjunto entre la Iglesia de Santiago, distintas comunidades católicas y CONFERRE, y entendiendo las dificultades generadas por la contingencia del Covid-19, este mes vocacional tendrá todas sus actividades e iniciativas en modo 100% online.

Las actividades del Mes Vocacional comenzaron el viernes 1 de mayo con una Adoración al Santísimo de 48 horas, actividad que estuvo a cargo de diversas parroquias, capillas y/o comunidades de Santiago y con una misa presidida por el Obispo Auxiliar de Santiago, Alberto Lorenzelli.

El hermano Junior Schnorrenberger, fue uno de los jóvenes que participó en la jornada de adoración al Santísimo y de su experiencia destaca: "Fue una oportunidad en medio de las incertidumbres con relación a la pandemia, de tener más confianza en Dios y sentir su amor actuando a través de las personas. La Iglesia, así como las instituciones educativas, están buscando renovar su forma de evangelizar, y creo que utilizar las redes sociales para hacerse presente en las casas de los fieles, fue una experiencia gratificante. No estamos solos. Dios actúa por medio de cada uno de nosotros. Somos instrumentos de su paz y de su amor" y agregó que "nosotros, los Hermanos de las Escuelas Cristianas, agradecemos por la posibilidad de colaborar en ese espacio de oración comunitaria. Que sintamos el llamado de Dios para ser parte del Proyecto, del Reino de Dios".

Por su parte la hermana Rossina Jopia, Misionera Dominica del Rosario, quien también participó de este encuentro, valoró este espacio como un gran signo de comunión eclesial, añadiendo: "Creo que el hecho de haber participado diferentes congregaciones también sirvió para recibir las riquezas de cada carisma, de cada congregación. Sentirnos en unidad, en armonía y que estamos caminando hacia el mismo horizonte, por quien hemos hecho nuestra opción de vida, que es el seguimiento a Jesús en radicalidad y su proyecto del Reino. Fue un signo de mucha esperanza, de reavivar el sueño de Dios" y agregó que "es él quien ha estado moviendo los corazones para que los demás podamos prestar todos nuestros sentidos para descubrir que nos pide en el día a día".

También, las hemanas de congregación de las religiosas de Santa Marta -tanto de sus casas de formación como en la comunidad de quinta- participaron alegremente de este encuentro, que por primera vez se realizó a través de redes sociales, lo que consideran "enriquecedor, ya que el Señor nos llama de distintas maneras" y lo valoran también como un gran gesto de una Iglesia que se renueva. El sentir el corazón de cientos de personas que las acompañaron en la oración fue una bendición. Así lo manifesto la hermana Claudia Cáceres, "que nos hayamos juntado a rezar por tantas horas por estos jóvenes, ha sido una experiencia que a nosotras nos ha renovado también, pero al mismo tiempo ha sido un compromiso de acompañarlos y rezar para que ellos vayan sintiendo y experimentando la llamada del Señor". Para la hermana, estas 48 horas de Adoración fueron "un tiempo propicio para que los jóvenes se cuestionen y se pregunten acerca de la vocación y lo vean como una opción dentro de su vida".

En su homilía, el padre Lorenzelli expresó que la vocación llama y son muchos los jóvenes que quieren seguir a Jesús, por esta razón la oración en la liturgia fue orientada a preparar sus corazones. El obispo compartió experiencias desde el evangelio, poniendo especial énfasis en el compromiso de amor con Dios que da sentido a nuestra vida. "La vocación es el encuentro con la verdad sobre uno mismo, un encuentro que proporciona una inspiración básica en la vida de la que nace el compromiso, el cometido principal que cada persona tiene y que quien es creyente percibe como los planes de Dios para él" recalcó en su llamado a los jóvenes.

En tanto, el día domingo 3 de mayo, el Arzobispo de Santiago, Celestino Aós, presidió una misa de cierre de la adoración, expresando: "Cada uno tiene su camino, su vocación, pero todos los cristianos debemos esforzarnos en pensar como Jesús, sentir como Jesús, obrar como Jesús. Cada cristiano debe ser un testigo de Jesucristo, un discípulo misionero" dijo, haciendo un llamado a los jóvenes, especialmente a los seminaristas.

En este mes de las vocaciones, Celestino Aós pidió "rezar por nuestro seminario. Los formadores y los seminaristas que van haciendo camino para que sigan firmes".

Actividades durante mayo

El Mes Vocacional continuará durante todo el mes de mayo con distintas actividades todos los días. Por ejemplo, los jueves de mayo con #QuedateEnCasaVocacional, se podrá conocer cómo viven las vocaciones los sacerdotes, consagradas y consagrados de las distintas comunidades religiosas del país. Los sábados, en tanto, podrán participar de retiros. Así, cada día habrá una propuesta novedosa para que los jóvenes puedan profundizar en la materia.
El "Fono Vocacional" será otra de las iniciativas y en él, los jóvenes podrán aclarar y responder dudas que les surjan sobre alguna inquietud vocacional.

El Vicario de la Esperanza Joven, Cristián Roncagliolo, señaló al respecto que "en tiempo de pandemia queremos vivir un Mes Vocacional 100% online, que permita a muchos jóvenes, delante de Dios, preguntarse qué haría Cristo en mi lugar. Más de 60 comunidades religiosas y consagradas masculinas y femeninas, junto al clero diocesano, se han reunido para rezar, conversar, y mostrar la grandeza de la consagración a Dios. Sin duda es una propuesta de comunión amplia, diversa y audaz".

El Papa: "la existencia cristiana es siempre respuesta a la llamada de Dios"

En la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa Francisco invitó a invocar del Señor el don de buenos trabajadores para su Reino, muestra su cercanía a los enfermos por Covid-19 y a los niños víctimas de la violencia.
Recordó además, después del rezo mariano a la Madre del Cielo, que la existencia cristiana "es toda y siempre una respuesta a la llamada de Dios, en cualquier estado de vida". Francisco explica que este día nos recuerda lo que un día dijo Jesús, es decir, "que el campo del Reino de Dios requiere mucho trabajo, y debemos rezar al Padre para que envíe obreros a trabajar en su campo (cf. Mt 9,37-38)". "El sacerdocio y la vida consagrada – señala – exigen coraje y perseverancia; y sin la oración no se va adelante por este camino". Y tras estas palabras, el Papa ha invitado a todos "a invocar del Señor el don de buenos trabajadores para su Reino, con el corazón y las manos disponibles a su amor".

El Mes Vocacional finalizará con la misa de Pentecostés el sábado 6 de junio. Infórmate sobre las actividades del Mes Vocacional en: www.iglesiadesantiago.cl

Fuente: Comunicaciones Santiago
Santiago, 05-05-2020