Falleció padre Wenceslao Barra Carmona

Muchas gracias por todo lo que entregó en sus 66 años de vida sacerdotal. Su servicio a la diócesis de Valparaíso y a la Iglesia chilena estuvo marcada por su búsqueda de Dios. Su preocupación por la formación a la fe en la Iglesia del siglo XX y respondiendo al clamor del Concilio Vaticano II le permitió durante el gobierno episcopal de don Francisco de Borja Valenzuela Ríos crear el Instituto de Agentes pastorales IFAP. Logrando que generaciones de agentes pastorales egresaran año a año en las distintas especialidades que el currículo formativo impartía.

 
Viernes 10 de Julio de 2020
En la madrugada de este viernes 10 de julio ha partido a la casa del Padre nuestro hermano Mons. Osvaldo Wenceslao Barra Carmona o más bien como le hemos conocido en todo su fructífero ministerio presbiteral “Padre Wenche”.

Los 93 años de edad con los que el Señor lo invita a su Reino permiten descubrir su dilatada trayectoria en los 66 años de vida sacerdotal. El servicio a la diócesis de Valparaíso y a la Iglesia chilena estuvo marcada por su búsqueda de Dios.

Sus amplios conocimientos en el ámbito de la teología y de la filosofía le permitía entrar a dialogar en diferentes atrios de la cultura llevando el testimonio de la fe de manera reflexiva y profunda. Citaba a los clásicos con gran propiedad y realizaba comparaciones y estudios de manera permanente navegando en esos intrincados mares de manera humilde y sencilla.

Acompañó a distintas generaciones de sacerdotes manifestando su capacidad de escucha y a través de la sabiduría que la vida le había provisto podía aconsejar y orientar a quienes junto a él buscaban a Dios.

Su preocupación por la formación a la fe en la Iglesia del siglo XX y respondiendo al clamor del Concilio Vaticano II le permitió durante el gobierno episcopal de don Francisco de Borja Valenzuela Ríos crear el Instituto de Agentes pastorales IFAP acompañado por un selecto grupo de colaboradores que el mismo instruyó. Logrando que generaciones de agentes pastorales egresaran año a año en las distintas especialidades que el currículo formativo impartía. Dedicó un especial interés en la formación de la mujer en el ámbito del quehacer social, AMAC da cuenta de ello. En el curso de pastoral que impartía en el Pontificio Seminario Mayor a los últimos cursos de formación le permitía soñar con la iglesia del futuro acopiando sus conocimientos y anhelos e imprimiendo su sello a quienes formó.

El pasar de los años fue dejando huellas en su vida y a pesar de algunas ausencias y pequeños deterioros de salud no mitigaron la riqueza interior que poseía. Miraba su biblioteca y sentía la necesidad de seguir su carrera por la fe. Acompañado por un grupo de fieles amigos le mantuvieron encendida su vocación. Nunca olvidó que era sacerdote de Cristo y así se mantuvo hasta el último instante de su vida. Hoy miramos la partida de este hombre grande con un corazón de niño y junto a él damos gracias a Dios porque ha llegado a la meta. A sus hermanos Cecilia y Rafael, a la familia Barra Carmona y todos sus descendientes agradecemos la entrega del P. Wenche a la iglesia. Wenche descansa en Paz.

Liturgia
Mañana y bajo estrictas normas sanitarias el Obispo Pedro Ossandón, junto a la familia del P. Wenceslao Barra, celebrarán una Liturgia en cementerio Parque del Mar, a las 15:00 horas.

En virtud de que la autoridad sanitaria sólo ha permitido la participación de 12 personas, es que la familia del P. Wenceslao Barra ha preparado una lista para asistir a la Liturgia. Toda la comunidad de la Diócesis de Valparaíso se une en la oración agradecida por el eterno descanso en el amor de Dios del querido P. Wenche.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso
Viña del Mar, 10-07-2020