Obispo Héctor Vargas: Los pueblos originarios anhelan temas fundamentales como reconocimiento, trato y reparación

El obispo de la diócesis de Temuco y presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Indígena de la CECh, fue consultado sobre su disponibilidad para encabezar un diálogo pro-paz ante los últimos hechos que han llevado a la confrontación de comunidades en la Araucanía.

 
Miércoles 05 de Agosto de 2020
Ver Galería
“La Iglesia no puede marginarse” señaló Héctor Vargas Bastidas a El Mercurio, en nota publicada este miércoles 5 de agosto y que da cuenta del interés de diversos sectores para que el Obispo de Temuco encabece diálogos por la paz en La Araucanía.

Consultado si aceptaría participar como garante en un proceso de diálogo – como sucedió en 2016 - reconoce que diversos sectores le han preguntado, manifestando que la Iglesia “no puede marginarse de aquellos temas en que está en juego la vida y la dignidad del y el bien común de la sociedad”. El medio recuerda que una de las recientes intervenciones del obispo fue como firmante de una carta pública en que personalidades de La Araucanía aludieron a las “promesas incumplidas en política indígena”, la que se difundió el 24 de junio, día en que se celebra a los pueblos originarios.

Respecto de la percepción de un supuesto silencio eclesiástico ante la situación, el obispo Vargas expresó que “la Iglesia ha estado muy preocupada por este tema desde sus inicios”, explicando que, en su rol de presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Indígena, “la Conferencia Episcopal me encargó seguir este tema”. Sobre acciones que ha realizado en los últimos meses al respecto, detalló que “hemos tenido entrevistas y diálogos con senadores, diputados, alcaldes, ministros de Estado, líderes indígenas, académicos y autoridades de gobierno regional”, añadiendo que la Fundación Instituto Indígena del Obispado de Temuco tiene a cargo “monitorear la situación de quienes están en huelga de hambre”, anticipando un pronunciamiento del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal sobre “esta dolorosa situación”.

“Provoca desconcierto el que a menudo permanezcan sin mayor efecto la promesas que el Estado ha hecho al pueblo mapuche y a la región”, expresó Vargas, manifestando que esto puede “generar profundas desconfianzas, ahonda el malestar, la pérdida de respeto y credibilidad que de muchas formas puede invalidar al interlocutor y a cuanto lo represente (…) ello favorece espacios para una peligrosa polarización que busca soluciones por vías radicalizadas, que no podemos compartir y menos justificar”.

Sobre medidas prioritarias que aún no se concretan, el obispo expresó que los pueblos originarios “desde hace tiempo anhelan la acogida definitiva de temas que son fundamentales en cuanto al reconocimiento, trato y reparación; algunos de ellos prometidos hace años, otros en proyectos de ley que esperan en el Congreso, o suscritos por Chile en tratados internacionales”.

Fuente: Diario El Mercurio – Comunicaciones CECh
CECh, 05-08-2020