La Resurrección de Cristo, el acontecimiento más importante de nuestra fe

A las 21:00 horas del sábado 3 de abril, inició la Vigilia Pascual presidida por nuestro obispo electo Galo Fernández, desde la capilla de la residencia sacerdotal Casa Betania.

 
Lunes 05 de Abril de 2021
Ver Galería
Con una fogata en la entrada de la capilla y con todas las luces apagadas, nuestro pastor acompañado por el seminarista Rodrigo Molina, inició la liturgia del fuego, bendiciendo este elemento para luego encender el Cirio Pascual como primer momento de esta celebración que representa la luz que vence a la oscuridad, a Jesús que vence a la muerte y ha resucitado.

Allí, se invitó a los fieles que seguían la transmisión por Youtube, Facebook y Radio Chilena del Maule, a tener un cirio o una vela, para que de igual forma lo pudieran encender en algún punto de la celebración.

Una vez encendido el Cirio Pascual, monseñor Fernández también lo bendijo, incrustándole como es tradición cinco granos de incienso, que simbolizan las cinco llagas del Señor en la cruz, esto antes de llevarlo al altar. Luego, se cantó el pregón pascual para dar paso a las lecturas del día donde se expresa como Dios salvó a su pueblo y finalmente envió a su Hijo para redimirnos.

Encender la luz de Jesucristo
Nuestro obispo inició sus palabras recordando que “este es el acontecimiento más importante de nuestra fe, la resurrección de Cristo, su victoria sobre la muerte, es la noche más solemne, la Vigilia Pascual, y la celebramos así de este modo, distanciados, afligidos por una pandemia que no afloja y que nos obliga a medidas tan estrictas de cuidado, de cuidado mutuo, de velar porque no continúen los contagios y cuidar que todas las personas, especialmente las más vulnerables”.

A su vez, habló del gran dolor que como humanidad y país hemos vivido por esta enfermedad, que ha matado a millones de personas, familias, amigos, conocidos que no pudimos despedir apropiadamente, pero celebramos la resurrección, en medio de este momento duro.

“Celebramos la victoria de Cristo, y es así, Cristo resucita en la noche escondidamente, no hubo testigos directos de ese momento, solo empiezan a haber poco a poco señales de que la muerte, el mal, no tienen la última palabra”.

“Nosotros celebramos en medio de nuestra noche, la noche de la pandemia, la noche de nuestras dificultades, la noche de tantas angustias que entorpecen nuestra vida, pero aquí queremos encender la luz de Jesucristo para descubrir como a pesar de tantos males la vida sigue floreciendo; vuelve a reverdecer la vida, porque viene de Dios, porque en la resurrección de Jesucristo el Padre Dios manifiesta que Él no quiere la muerte, que el Dios creador, el Dios que liberó al pueblo de Israel, el Dios que prometió un corazón nuevo cumple su palabra, y vuelve a recrear la vida, y vuelve a liberarnos, y nos ofrece esta vida nueva que nosotros marcamos desde el bautismo”.

Para concluir monseñor Fernández aseveró que volveremos a reestablecer nuestra vida, que el mal pasará, que la enfermedad pasará: “Volveremos a mirarnos los rostros y abrazarnos como tanto deseamos, podremos volver a encontrarnos en nuestros hogares con nuestros amigos y familia, podremos volver a celebrar la Eucaristía. Y cuanto queremos que esta experiencia de noche, difícil, nos ayude a volver a lo central, a ponderar qué es lo verdaderamente importante y a poner nuestra fe en el centro, la fe en el amor, en la vida, en Cristo resucitado”.

Llegados a la tercera parte de la celebración, la liturgia bautismal, se invitó a todos los fieles conectados a encender los cirios o velas que tenían en sus hogares, mientras el obispo Galo Fernández bendecía el agua bautismal, para después respondiéndole a él renovar nuestras promesas bautismales.

La celebración culminó con la comunión espiritual y la bendición de nuestro pastor para permanecer unidos en la misma fe, ¡en la alegría de Cristo resucitado!

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 05-04-2021
Video: Vigilia Pascual