Después de dos años se retomó la tradicional fiesta de Cuasimodo en la Diócesis de Rancagua

Durante este fin de semana en distintos sectores de la Diócesis de Rancagua, los cuasimodistas se tomaron las calles para acompañar a los sacerdotes a entregar la comunión a los enfermos.

 
Lunes 25 de Abril de 2022
Ver Galería
Este domingo 24 de abril en Pichilemu, una treintena de huasos, montando sus briosos corceles y al tintinear del campanillero, escoltaron a Jesús Sacramentado, que visitó y alimentó a quienes por razones de salud no pudieron comulgar en Pascua de Resurrección.

De acuerdo con lo comentado por el párroco de Pichilemu, padre Claudio Fuenzalida “después de la Celebración de la Santa Misa de las 8 de la mañana en la Capilla Nuestra Señora del Carmen -en la Avenida Ortúzar-, salimos a visitar cerca de 40 enfermos del sector urbano de la Parroquia Inmaculada Concepción”.

De esta manera, al igual como se hizo en otras parroquias de la Diócesis de Rancagua se retomó esta fiesta de Cuasimodo, luego de dos años en que por el confinamiento de la pandemia no se pudo efectuar.

Dando cuenta de los orígenes de esta tradición religiosa, en el sector poniente de Rancagua, el padre Cristián Giadach, párroco de la P. Santa Clara, dio comienzo también a esta peregrinación con los cuasimodistas, por el sector urbano de la capital regional.

Así, con llamativos globos y banderas, con pañuelos blancos y amarillos cubriendo sus cabezas, en auto, a caballo o en bicicleta las caravanas fueron pasando por las casas de quienes no pudieron recibir el Cuerpo de Cristo en Pascua de Resurrección por encontrarse enfermos o postrados.

También acompañando a Jesús Sacramentado, huasos a caballo y en vehículos escoltaron al padre Arulraj Christhu Nayagam en Quinta de Tilcoco. Ahí los cuasimodistas se dieron cita en la Parroquia Asunción de María, para luego ir visitando los domicilios de los enfermos.

Cabe señalar que la Fiesta de Cuasimodo es una celebración religiosa católica, realizada principalmente en distintas localidades del valle central, que se hace el domingo siguiente a la Pascua de Resurrección.

Fuente: Comunicaciones Rancagua
Rancagua, 25-04-2022