Con mucha emoción se despidió a Sor Eloísa Rogel

Este martes 5 de julio se llevó a cabo la misa funeral de esta religiosa, cofundadora de la congregación del Buen Samaritano, la cual estuvo presidida por el obispo de Talca, el padre Galo Fernández Villaseca.

 
Miércoles 06 de Julio de 2022
Ver Galería
La Eucaristía se realizó en la capilla de las Hermanas del Buen Samaritano en Molina, a la que asistieron, familiares, amigos, funcionarios del hogar de adultos mayores que en vida compartieron muchos momentos con Sor Eloísa.

Luego de las lecturas del día y también la lectura de una pequeña biografía de la religiosa, el obispo dedicó unas palabras: “Dar gracias por la vida de Sor Eloísa, es cierto que la partida siempre está cruzada por el dolor, de sus hermanas, de su familia y de todos los que la conocieron, y sin embargo nos atrevemos a cantar ‘Que alegría cuando me dijeron vamos a la casa del Señor’, porque eso fue lo que marcó su vida, eso fue lo que la hizo a ella entregar la vida al servicio del Señor”.

“Me gustó escuchar su biografía, que aun antes de la vocación religiosa ya tenía una inquietud social, por no vivir una indiferencia. Eloísa escogió el camino del Buen Samaritano, en vez de buscar condiciones para vivir tranquila, cómoda, buscó como ofrecer condiciones de buen trato, de salud, de cuidado, a los olvidos, a los olvidados, a los heridos en el camino, a los pobres entre los pobres, e hizo un precioso camino”.

Amar y servir
Una vez entregada la comunión, su hermano también pudo dedicar unas palabras, así como una voluntaria del Hogar del Buena Samaritano, y la alcaldesa de Molina, Priscila Castillo.

Esta última aseveró que “la comuna de Molina, y no solo aquí sino el país entero, ha tenido el privilegio y la bendición de Dios de tener a las hermanas del Buen Samaritano acá, sin que ellas no hubiesen tomado esa iniciativa esto no sería posible. Y hoy día con este mundo tan convulsionado, con adultos mayores solos, abandonados, sin una red familiar que los pueda proteger es cuando más se hace carne y se hace necesario el trabajo que hacen ustedes hermanas con todo el equipo que aquí trabaja”.

“A nombre de toda la comuna de Molina, de todo Chile y de todas las personas que quizás podamos representar, solo dar gracias a Dios por tenerla, y junto con dar gracias, decir que la vida de la hermana Eloísa fue amar y servir, ese fue su vivir y por eso es que sinceramente nuestras condolencias a todas las hermanas del Buen Samaritano y que este legado yo sé que va a perdurar eternamente, aquí y en el cielo”.

Ya casi al culminar la Eucaristía, se le rindió un homenaje a la hermana Eloísa Rogel, donde algunos funcionarios del hogar bailaron la cueca “La Consentida”, tal como lo había pedido en vida, un momento que emocionó a todos los presentes.

Fuente: Comunicaciones Talca
Molina, 06-07-2022