Reflexiones en Arica a un año de la Publicación de "Laudato SI"

Con el Patrocinio de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez, la Universidad de la Republica con sede en Arica, ha promovido una nueva reflexión sobre la Laudato Si a poco más de un año de su Promulgación el 19 de junio de 2015.

 
Martes 16 de Agosto de 2016
Ver Galería
Invitados a exponer en el panel han sido el Ex Senador y actual presidente de la Corporación para el desarrollo del desierto de Atacama, Carlos Cantero; el Obispo de San Marcos de Arica Mons. Moisés Atisha, y Nello Gargiulo Secretario Ejecutivo de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez. Invitado como autoridad pública regional, el Seremi de medio ambiente Renato Briceño.

Después del saludo inicial del director de la sede, el Ing. Ricardo Rivera, el Rector Alfredo Romero ha destacado que es una tarea propia de las Universidades promover reflexiones que apunten a construir momentos de convivencia en un clima de colaboración para abordar y profundizar temáticas tan actuales como la que propone el Papa Francisco en la Laudato Si, apelando a cuidar la Casa Común. Romero también manifestó que la Universidad seguirá proponiendo estas reflexiones a otras ciudades donde tiene sedes.

El Ex Senador Carlos Cantero, con su larga experiencia publica de Alcalde y parlamentario de la región de Antofagasta, ha destacado que el cuidado del gran patrimonio minero, marítimo y energético del norte del país debe ser cuidado en una acción común de los diferentes actores sociales y que la Encíclica Papal invita a mirar la temática del medio ambiente guiándonos por cuatro enfoques: ecológico; económico; ecuménico y eco sistémico. Ha subrayado que también para Arica vale poner en marcha un ejercicio ´´relacional’’ que integre visones diferentes para solucionar los problemas del deterioro del ambiente que se producen tanto por una débil responsabilidad empresarial y publica como por una cultura ecológica a nivel ciudadano poco presente. Entre los aspectos de la Encíclica destacados por Cantero ha resultado motivador el tema de la Solidaridad Transgeneracional a la cual el Pontífice invita a mirar al futuro como el común denominador para cuidar el medio ambiente como uno de los grandes bienes comunes. Para Cantero no solo las políticas públicas deben aplicar la subsidiaridad; deben ser responsables de asegurar también importante dosis de solidaridad entre las generaciones de hoy y futuras. Esta nueva cultura requiere de una ruptura con el materialismo y las mismas categorías del pensamiento cartesiano deben abrirse a un enfoje relacional para no seguir alimentando la cultura de los individualismos. La Cultura Laica y la Cultura Católica, ha concluido Cantero deben dialogar sobre las problemáticas emergentes y preocupantes de nuestros días.

Mons. Moisés Atisha después de haber manifestado palabras de aprecio hacia la iniciativa de la Universidad de la Republica, ha concentrado la atención del público presente esencialmente sobre los capítulos IV y VI de la Encíclica. Con eso ha invitado a mirar al tema ecológico en su dimensión integral con la riqueza y visión de la Doctrina Social de la Iglesia que se basa sobre criterios orientadores y principios aplicativos también para las acciones concretas. Para la Región de Arica ha hecho referencia a los problemas del deterioro del ambiente señalando la necesidad de estudiar soluciones. Ha invitado a no mirar a la esta Encíclica como un’’ documento verde’’ y con esto comentando el Cap. VI ha destacado que la preocupación del Papa por el medio ambiente no se hace solo denuncia cuanto es una invitación explicita a pensar soluciones a los problemas con la puesta en marcha de caminos educativos que conduzcan a una verdadera Espiritualidad Ecológica como estilo de vida. Caminos que integren cambios culturales y espacios de crecimiento de las personas y de las Comunidades en las palabras del Obispo se han percibido también para la Región de Arica como un signo de esperanza para reunir energías públicas y privadas para un desarrollo socio productivo equilibrado y armónico de la Región.

Nello Gargiulo, por su parte ha destacado la relación profundamente interconectada entre la Economía Y la Ecología que debe ser central en todo tipo de reflexión de esta naturaleza justamente porque al Cantico de las Criaturas de San Francisco debe ser unido también el conocimiento que el pensamiento Franciscano ha tenido en el Origen de la Economía de mercado con los mecanismo que generaron para hacer circular los bienes y con eso como abordaban los problemas de pobreza. Al convento solo llevaban lo necesario para la vida de la Comunidad. Con los dineros superfluo ha subrayado Gargiulo, se formaron los primeros capitales que dieron vida a los ‘’bancos de piedad’’ cuya preocupación central era sacar de las manos de los usureros a los que terminaban bajos sus influencias con toda las consecuencias. Con los bancos de piedad, de la Edad Media nacen ya las primeras iniciativas de una finanza al servicio del desarrollo de actividades productivas que en aquella época se realizaban en los talleres de los artesanos.

En la aplicación de los principios de la Solidaridad y de la Fraternidad en los caminos de la Ecología y de la Economía, La Laudato SI, es un documento que ilumina la perspectiva de una Economía con el rostro de la Inclusión.

Una chispa inspiradora y de gran estímulo para Chile la destacado Gargiulo está presente en el sueño de Chile del Cardenal Raúl Silva Henríquez cuando en el camino del atardecer de su vida en al año 1991 invita reconocer en la Paternidad de Dios la Fraternidad y con eso el Amor y la Solidaridad pueden transformarse en valores y estilos de vida efectivos para la solución de los problemas de la lucha a la pobreza.

Un toque de interesante preocupación de inserción del tema ecológico en la sociedad Ariqueña ha sido el aporte el Seremi regional del medio Ambiente del Gobierno Regional Renato Briceño que se ha referido a la preocupación del Gobierno regional de aplicar las directivas del gobierno para ir reduciendo los efectos de la Co2 en los próximos decenios y monitorear sobre la flora y la fauna de la región los efectos de las explotaciones de los recursos, mineros, agrícolas y también energético. Una preocupación que sin duda en las palabras del joven seremi Briceño se hace merecedora de establecer en el territorio una mesa común de intercambios y propuestas que reúna a los actores políticos económicos y sociales en foro y discusión de nivel tal como el extenso documento propone.

Nello Gargiulo
Secretario Ejecutivo de la Fundación
Cardenal Raúl Silva Henríquez

Fuente: Comunicaciones Arica
Arica, 16-08-2016