Comunidad de Valle Hermoso en La Ligua rindió homenaje a María del Rosario

Cientos de peregrinos llegaron para dar vida a una de las Fiestas Religiosas más grandes de la Diócesis de San Felipe de Aconcagua.

 
Martes 08 de Octubre de 2019
Ver Galería
Durante 8 días la comunidad de Nuestra Señora del Rosario de Valle Hermoso, en La Ligua, se reunió para celebrar la fe bajo el manto de la Madre de Cristo. Así fue como la noche del sábado 28 de septiembre se inauguró la fiesta, para continuar durante las jornadas siguientes las celebraciones del rezo del Rosario y la Eucaristía, que como años anteriores contó con la participación de distintos sacerdotes de la Diócesis de San Felipe.

Este año el lema de la gran fiesta de la Virgen del Rosario fue “Vivamos la fe, la esperanza y la caridad”. Algunas de las intenciones de oración fueron por los agentes pastorales, Chile, el trabajo, la familia, las instituciones, las misiones, la religiosidad popular y los bailes religiosos.

Dentro del programa de actividades pastorales resaltó la celebración para los adultos mayores, donde el Pbro. Sergio Barahona- párroco de La Ligua- les impartió el sacramento de la Unción de los Enfermos; también se invitó a rezar el Rosario del Alba por las calles de Valle Hermoso; la bendición de los niños, donde el Padre la realizó a la luz del Evangelio “dejen que los niños vengan a mí”.

La noche del sábado junto a los Bailes Religiosos se trasladó la imagen hasta un salón aledaño al Templo, para dar paso al Canto a Lo Divino, donde participaron cantores de distintos lugares de la región que homenajearon a Nuestra Señora del Rosario.

En tanto el domingo, día de la fiesta, la imagen de la Virgen del Rosario o Charito, como cariñosamente los devotos le llaman, salió al encuentro de sus hijos y recorrió las calles de su “pueblo noble y leal”. Así culminó una semana de oración y amor a Dios por la intersección de la Virgen bajo la advocación fe Nuestra Señora del Rosario.

Fuente: Comunicaciones San Felipe
San Felipe, 08-10-2019