Te Deum desde la Cima del Morro de Arica

Tras el contexto que nos encontramos como País, Monseñor Moisés Atisha realizó en medio del acto cívico la Oración Te Deum por los 210 años de nuestra Patria.

 
Viernes 18 de Septiembre de 2020
Ver Galería
Las más altas autoridades regionales de Arica y Parinacota se dieron encuentro en la cima del histórico Morro de la ciudad para rendir homenaje a nuestra Patria por los 210 años de independencia, desde la puerta norte de Chile. A ella acuedieron con las resticciones sanitaria correspondientes y al aire libre para dar paso a una sola voz el izamiento de la Bandera Chilena e implorar la bendición.

El Obispo, por vez inédita y en medio del acto cívico, se dirigió a los presentes elevando una oración de súplica por la Patria. Invitó a la escucha atenta de las Bienaventuras y trás la palabra de Dios expresó su intención a las autoridades, a los ciudadanos ariqueños.

En sus palabras exhortó el Obispo "Al Dios de la vida y de la Misericordia saludamos a nuestra patria desde nuestro peñon, simbolo y fortaleza de nuestra región y unidad nacional". Desde el contexto que vivimos hacemos memoria agradecia exponía el prelado diciendo que "han sido meses de cambios de certezas y rutinas, modos de relacionarnos, formas de expresar nuestros sentimientos y experimentar el valor de la vida, la salud y la experiencia de la muerte". Alimentando de esta forma la esperanza cristiana en tiempos de crisis que vivimos.

Además prosiguió el Obispo diciendo a los presentes "sabemos que buena parte de nuestra población se declaran cansada de análisis que no van a la par de las necesidades política permanente que ayuden a erradicar la desigualdad y la pobreza, reconocer en su dignidad a los más marginados, desterrar la violencia y construir una sociedad de justicia y de paz" fueron palabras con una profunda mirada de lo que como sociedad estamos viviendo. "En medio de todo lo que estamos viviendo se ha despertado una sana conciencia de que no podemos seguir por el mismo camino, la forma de mirarnos unos a otros ya no puede ser de la desconfianza o la duda de intenciones, nuestra patria necesita algo más de sus honestos ciudadanos y de las diversas autoridades".

Al tiempo que estamos viviendo el Obispo expresó con clara voz "Hoy nadie podría negarse a escuchar ese clamor que reclama un pacto social donde nadie se sienta excluido y pueda así despertar esperanzas y cambios que necesita la disposición de todos los actores sociales". A la luz del evangelio, Mons. Moisés reflexionaba que frente a las injusticias, lejos de resignarnos, Jesús nos invita a hacer opciones radicales por quienes sufren, Él sorprende con un mensaje claro que se dirige a todos: Felices/Bienaventurados, más que ironía, son una certeza imprecindible para la identidad cristiana, pilar nuestra esperanza activa.

Después de sus palabras impartió la bendición para todos los habitantes de la ciudad. Para luego dar paso al tradicional pie de cueca junto a la Bandera que flamea desde el Morro de Arica.

Fuente: Departamento de Comunicaciones San Marcos de Arica
Arica, 18-09-2020